La persona tras el mito

Quique Peinado entrevista a Fernando Torres./DMax
Quique Peinado entrevista a Fernando Torres. / DMax

El canal en abierto DMax estrena mañana 'Leyendas', un formato documental que acerca el lado más personal de estrellas del deporte español

JULIÁN ALÍAMadrid

En una población más pequeña que su Fuenlabrada natal afronta su última etapa como futbolista profesional Fernando Torres, que defiende los colores del Sagan Tosu. En la ciudad japonesa de Tosu, Torres disfruta de un anonimato del que no gozaba desde antes de alcanzar la mayoría de edad. Hasta allí se ha desplazado el humorista y también periodista Quique Peinado, que regresó al deporte de la mano de Movistar para cubrir la temporada de la NBA, y que ahora presenta 'Leyendas', el formato documental con entrevistas que DMax estrena mañana a las 22:30 horas.

Peinado, que ya trabajó en el grupo de Discovery como comentarista de boxeo en Eurosport, hace más de una década, ha viajado hasta la localidad nipona para conocer de primera mano cómo está siendo el final de carrera de ese 'Niño' que se hizo mayor y que se coló en el Olimpo tras una ganar una Champions, dos Eurocopas y un Mundial de fútbol.

«Aquí hay muchas cosas que nos podrían enseñar. Por ejemplo, el respeto a todo. Ganemos o perdamos, aquí los aficionados se quedan y te dan las gracias por el esfuerzo. Eso es impensable en Europa», asegura el futbolista sobre «un país precioso» en el que destaca la «privacidad», y donde «te reconocen, pero no se te echan encima».

El programa también cuenta con relatos de miembros de su familia y de algunas de las personas que mejor le conocen, como el centrocampista del Atlético de Madrid Saúl Ñíguez, o el mito del propio club rojiblanco Kiko Narváez. Pero Fernando Torres no es más que la primera entrega de 'Leyendas', que trae cada miércoles del mes de marzo un nuevo icono español del mundo del deporte. Pau Gasol, que continúa su sueño americano por decimonovena temporada, la figura de uno de los mejores ciclistas de todos los tiempos como Alberto Contador, y el sacrificio de Carolina Marín, mucho más famosa en la India que en su país natal por sus cuatro campeonatos europeos, tres mundiales y un oro olímpico en bádminton, son los componentes de la primera, y única, temporada por el momento, aunque desde el canal aseguran que estarían encantados de hacer más entregas, e incluso abrirse al panorama internacional.

La propia Marín, actualmente lesionada, no pudo asistir a la presentación del programa, donde confirmaron las dificultades para grabar dadas sus ocho horas de entrenamiento diarias de lunes a sábado, y que no se salta por nada. «Nunca he conocido a alguien tan determinado. Roza un punto lo enfermizo. No se ha comido un dónut en 10 años», comentaba Quique Peinado, que también ensalzó el «compromiso real con la medicina» de Pau Gasol, que hoy lucha por su tercer anillo de la NBA. El que sí estuvo presente es Alberto Contador, propietario de «la cafetera más bonita de España», según el propio presentador, al que, pese a la bici con motor, dejó atrás en las últimas rampas de un puerto que subieron. «Le apreté, y su bicicleta empezó a sonar como un generador de una fábrica eléctrica», recordaba Peinado de su 'etapa' particular con Contador, a quien considera alguien «honesto, que va de frente y que no esconde nada», tras haber podido grabar con él.

El ya exclicista reconoció que no se arrepiente de haber colgado la bicicleta, y que no echa de menos «tener que pesarse tres veces al día» o «no comer cuando tiene hambre». Actualmente en Eurosport como comentarista, las retransmisiones son para Contador una especie de «bálsamo» que le mantiene vinculado al deporte que tanto le ha dado. Además, el de Pinto rememoró el episodio del ictus, allá por 2004, que «lo cambió todo», y sin el que «hubiese sido imposible» alcanzar tantos éxitos. Por último, añadió que 'Leyendas' va a permitir «conocer a ese Alberto que no hay manera de verlo», porque siempre intentaba controlar lo que dependía de él: «Cuanto más te expones, más vulnerable eres. Mi vida privada la he respetado muchísimo».