María Hervás vuelve al Bretón a petición del público con 'Iphigenia en Vallecas'

María Hervás en 'Iphigenia en Vallecas'. :: /L.R.
María Hervás en 'Iphigenia en Vallecas'. :: / L.R.

Tras deslumbrar en marzo en el Salón de Columnas, la actriz repite en el Festival de Teatro con el drama de Gary Owen trasladado al escenario principal

Jonás Sainz
JONÁS SAINZLogroño

«No estudia, no trabaja. La puedes ver borracha por el barrio, tirada en un banco en la plaza o dando voces a deshoras. Y todos lo pensamos: 'pedazo de guarra, quinqui de mierda'. Hay tantas como ella... Sin embargo, dice que nosotros, todos nosotros, estamos en deuda con ella; y que ya es hora de cobrar lo que es suyo».

'Iphigenia en Vallecas', a partir de 'Iphigenia in Splott', del galés Gary Owen, adaptada y protagonizada por la actriz María Hervás y dirigida por Antonio C. Guijosa, vuelve hoy al Bretón (a las 20.30 h.) después del éxito que obtuvo en marzo en el Salón de Columnas. Debido al interés del público que no pudo verla entonces ha sido incluida en el 39º Festival de Teatro de Logroño y, nuevamente con localidades agotadas, su representación ha tenido que ser trasladada al escenario principal.

'Iphigenia en Vallecas'
Autor:
Gary Owen, con adaptación de María Hervás
Dirección:
Antonio C. Guijosa
Intérprete:
María Hervás
39º Festival de Teatro de Logroño

'Iphigenia en Vallecas' es un monólogo que relata el drama social de una joven marginal y su sacrificio por la comunidad. El dramaturgo Gary Owen, que ganó en 2015 el premio al mejor texto en el Festival de Edimburgo por esta versión del mito de 'Iphigenia en Áulide', de Eurípides, traslada la acción a nuestros días y a un barrio de Cardiff con un retrato fino y certero de una juventud sin expectativas. La adaptación de la propia María Hervás sitúa la historia en Vallecas, «porque lo que cuenta esta función está ocurriendo en muchos sitios, aquí también».

María Hervás (Madrid, 1987), después de experiencias profesionales menos satisfactorias, encontró este texto cuando buscaba darle a su carrera un sentido y un compromiso: «Con este nuevo entusiasmo por encontrar una dirección -cuenta- llegué a 'Iphigenia in Splott'. La traduje y adapté y entendí que tanta necesidad tenía yo de llegar a esa historia como ella de llegar a mí. Por algo. Algo que todavía sigo descubriendo, pero que en este momento del proceso se resume en 'dar voz' a aquellos que son silenciados y que, paradójicamente, son los mismos de los que se sirven las sociedades actuales para construir ese llamado 'estado de bienestar' del que solo disfruta un sector de la población. Eso es 'Iphigenia en Vallecas': la historia de un sacrificio individual en pro del bien común, colectivo».

Su deslumbrante trabajo le hizo ganar el Premio de la Unión de Actores. Y, en Logroño, la oportunidad de volver al Bretón. Aunque en realidad ese es un premio para el público.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos