'El Rey León' sigue rugiendo

Escena de 'El Rey León'./
Escena de 'El Rey León'.

El musical más taquillero continúa batiendo récords después de tres años en cartel y más de dos millones de espectadores

ROSARIO GONZÁLEZMadrid

Después de tres años en cartel, 'El Rey León' continúa batiendo récords como el musical más taquillero. En abril de este año, el elenco recibía por todo lo alto al espectador 2.000.000, la joven abulense Laura Rodrigo, una cifra que se suma a los más de 80 millones de espectadores que se han sumergido en la magia de este espectáculo singular, veterano en escenarios como el de Broadway, donde se estrenó por primera vez hace ya 15 años.

En todo este tiempo, el fenómeno 'Hakuna Matata' ha cosechado más de 70 premios internacionales como el Tony o el Grammy en Estados Unidos, el Laurence Olivier en Reino Unido o el Molière en Francia, gracias a la unión de talentos musicales y teatrales en un mosaico de artes escénicas africanas, occidentales y asiáticas que lo han convertido en una de las expresiones artísticas más globales.

El secreto de su éxito reside en una apuesta de calidad que se aprecia en la espectacularidad de los decorados, los juegos de luces, una puesta en escena impecable y una banda sonora en la que participan artistas como Elton John o Hans Zimmer. Un amor por el detalle cuya esencia se encarga de mantener Julie Taymor, directora del musical original, basado en la película de Disney, y que verifica cada detalle de la puesta en escena, así como el espectacular vestuario o el diseño de las máscaras de los personajes, que creó ella misma en fibra de vidrio para aligerar el peso manteniendo en cada tarea el diseño original. Un auténtico ejercicio de disciplina y esfuerzo para mantener la magia del espectáculo que le valió dos premios Tony en 1998 a la Mejor Dirección de Musical y Mejor Vestuario por 'El Rey León'.

Además del despliegue en la vestimenta, sobre el escenario del Teatro Lope de Vega en Madrid cuelgan del techo las originales estructuras que recrean la sabana africana durante las más de dos horas de espectáculo. Todos los elementos e incluso los animales representados son accionados por los actores y bailarines que componen el babélico reparto, en el que más de la mitad de sus componentes procede de otro país. Un caleidoscopio cultural en el que impera tan solo una regla: al menos ocho de ellos deben provenir del continente africano para mantener el espíritu del espectáculo. En esta misma línea, el musical ha organizado una función benéfica que se celebrará el 22 de octubre en el Teatro Lope de Vega de Madrid, una iniciativa con la que, bajo el título 'Unidos por África', la productora Stage Entertainment y la Fundación Codespa suman fuerzas para ayudar al continente africano.