Los gallos de Nalda, en femenino

Rocío, que resultó ganadora junto a Enrique, en pleno esfuerzo durante la prueba. /Miguel Herreros
Rocío, que resultó ganadora junto a Enrique, en pleno esfuerzo durante la prueba. / Miguel Herreros

La localidad revive su tradición ecuestre con mayoría de mujeres por primera vez

PAZ MIGUEL / J.M.

Nalda celebró ayer, en su quinto día de fiestas en honor a la Virgen y a San Roque, su tradicional carrera de gallos. En ella participaron 17 jinetes y las mujeres fueron las protagonistas: 12 mujeres frente a 5 hombres, mayoría femenina por primera vez en esta centenaria tradición.

La carrera, que duró aproximadamente una hora, consta de cinco rondas y, en caso de empate, se realizan otras cinco. Este año, Rocío y Enrique consiguieron recoger cinco gallos cada uno y volvieron a empatar en el desempate, calificado por el jurado como «uno de los más reñidos».

Así, ambos jinetes decidieron repartirse el premio de 400 euros (aunque medalla sólo había una). Algo que, para el alcalde de Nalda y jurado del concurso, Daniel Osés, es «un gesto de bondad».

Sorpresas y caídas

Antes de tan ajustado desenlace, la carrera había estado llena de sorpresas. En la primera ronda uno de los jinetes se retiró a última hora, y en la última, dos de los concursantes intentaron coger los gallos soltando las manos de las riendas para ganar puntos, lo que acabó con una caída, afortunadamente sin consecuencias. Entre los jinetes tan sólo había un participante local, César Aragón, que aunque no logró ganar la carrera fue el más aplaudido.

Además de la tradicional prueba, el programa del 'Día de los Gallos' también contaba con una carrera infantil, que se celebró por la mañana y con la 'cena de gallos' en el frontón, a la que estaban invitados todos los jinetes.

Antes de la carrera se celebró el desfile de doma de Hípica Zahorí Caballos de Navarra. Tres caballos desfilaban al compás de la música. Un bonito espectáculo que se cerró con uno de los caballos y su jinete acompañando a una bailarina a pie.