A falta de reses, bolas bravas

El encierro de 'bolas bravas' es una de las actividades que los niños de El Redal esperan en fiestas con entusiasmo

Sanda Sáinz
SANDA SÁINZ

El encierro de 'bolas bravas' es una de las actividades que los niños de El Redal esperan en fiestas con entusiasmo. Las patronales de San Justo y San Pastor se han celebrado estos días y las bolas recorrieron la calle principal del pueblo el viernes por la noche y el lunes por la tarde. También se suelen preparar estos peculiares encierros en otras celebraciones de la localidad.

Diego Ocón, de la Asociación El Redal En Movimiento, nos comenta que tuvo la idea hace cinco años al verlo en un vídeo de Mataelpino (Madrid) donde se lleva a cabo el 'boloencierro' con bolas de resina sintética. Se enteró de que en Nalda también se hacía algo parecido y se puso en contacto con los organizadores. Le comentaron que utilizaban bolas de plástico de las que se usan para juegos en el agua y las compraban por internet.

Así, que el primer año empezaron en El Redal con una bola y luego aumentaron a dos. Una empresa del Albelda las recubría de pintura con una máquina especial que daba consistencia y evitaba que se pinchasen. Pero cerró y ahora el alguacil es el que se encarga de pintarlas. También compraron un compresor para hincharlas.

Cada bola la manejan dos adultos (para evitar golpes y dirigirlas por la calle) y ultimamente llevan cencerros en la cintura para ambientar la bajada de las bolas. Además se pone un altar con San Justo y San Pastor y los niños cantan antes del encierro, a semejanza de lo que ocurre en San Fermín.

Esta idea del cántico la tuvo Nacho Ocón que, con su hermano Fernando, son dos de los que llevan el peso de este encierro hoy en día, además de otros voluntarios. Tal es el éxito de las 'bolas bravas' que no pueden faltar en los acontecimientos importantes de El Redal. Es lo primero que piden los niños.

 

Fotos

Vídeos