Fallece un joven de Calahorra tras ser corneado en un concurso de anillas en Lerín

Instante en el que la vaquilla cornea a Miguel Ruiz. /
Instante en el que la vaquilla cornea a Miguel Ruiz.

Miguel Ruiz Pérez, de 29 años, ha sido empitonado en el abdomen en localidad navarra y ha fallecido en la ambulancia medicalizada cuando realizaba el trayecto hacia el Complejo Hospitalario de Navarra en Pamplona

LUISMI CÁMARA

Un joven de de Calahorra ha fallecido este domingo al sufrir una cornada cuando participaba en un concurso de anillas en las fiestas de la localidad navarra de Lerín, según han informado fuentes del Gobierno de Navarra. Miguel Ruiz Pérez, de 29 años, ha sido empitonado en el abdomen por el toro contra una de las protecciones del recinto.

ADEMÁS

El suceso ha tenido lugar sobre las 19.45 horas de este domingo. El recortador corneado ha sido atendido en un primer momento en el lugar por miembros de Cruz Roja y ha sido trasladado con urgencia en ambulancia medicalizada al Complejo Hospitalario de Navarra, pero ha fallecido en el trayecto debido a la gravedad de las heridas.

El joven calahorrano, que había sido militar de profesión en el Ejército de Tierra y que trabajaba en la empresa alimentaria General Mills de la localidad vecina de San Adrián, era recortador aficionado y su pasión por ponerse delante del toro en los encierros le hacía ser conocido en los pueblos de la zona de Calahorra y Navarra, como Funes o el propio Lerín, y también había participado en los encierros de San Fermín de Pamplona. Además, era un gran amante de la pelota y pertenecía al Paso Viviente de Calahorra, con el que desfilaba como gladiador.

Hace apenas unos días había tenido que permanecer ingresado en el Hospital San Pedro de Logroño por una infección de anginas.

Especialista en colocar anillas

Miguel Ruiz Pérez era un recortador especialista en la colocación de anillas, una modalidad en la que el aficionado pasa delante de los pitones para introducir unas anillas de colores en cada uno de los cuernos.

La cogida se produjo durante la primera ronda, de las dos previstas, ante cuatro vacas de la ganadería de Eulogio Mateo, de Cárcar. Los actos taurinos de la localidad de Lerín se enmarcan dentro de las fiestas patronales de la localidad navarra, que comenzaron el 14 de agosto y se prolongan hasta el 21 de este mes. Justo antes de la demostración de recortadores, las vaquillas habían participado en un encierro por las calles del pueblo.

A pesar de su experiencia en la modalidad, el joven riojano tuvo la mala suerte de resbalar en la arena justo cuando trataba de fajarse de una vaquilla, lo que aprovechó el astado para empitonarle en el abdomen y provocarle una herida que resulto fatal. El suceso se produjo justo al lado del burladero de la plaza de toros de Lerín, un coso que el fallecido conocía de anteriores exhibiciones de recortadores.