La Rioja

El presidente murciano dice que «no se puede condenar ni demostrar lo que nunca existió»

Pedro Antonio Sánchez, en el centro de la imagen.
Pedro Antonio Sánchez, en el centro de la imagen. / EFE
  • "Se recibieron ofertas, alguna muy insistentemente y con agresividad comercial, en este caso sobre todo y de otras empresas también, peor no se hizo con ésta ni con ninguna otra empresa", afirma Pedro Antonio Sánchez

El presidente del Gobierno regional, Pedro Antonio Sánchez, ha negado de forma tajante este lunes su participación en la 'trama Púnica', ya que "no se puede condenar ni demostrar lo que nunca existió".

Sánchez ha hecho estas declaraciones una media hora después de conocer el auto dictado por el juez instructor de la causa, de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco. En dicho auto conforma la pieza relativa a las actividades de la trama en Murcia y atribuye la posible comisión de los delitos de fraude, cohecho y revelación de información reservada al presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, y otras cinco conductas presuntamente delictivas a la senadora del PP Pilar Barreiro.

En este sentido, el presidente del Gobierno murciano ha reconocido que "se recibieron ofertas, alguna muy insistentemente y con agresividad comercial, en este caso sobre todo y de otras empresas también, peor no se hizo con ésta ni con ninguna otra empresa". "Nunca se hizo nada, ni se acordó, ni se pactó y como no se hizo lo probaremos", ha zanjado el presidente murciano.

"Este asunto supuestamente habla que pudo acordarse un contrato de alrededor de 30.000 euros para hacer supuestos trabajos de reputación online", ha explicado Sánchez, quien ha vuelto a insistir en que "no hay nada de eso, nunca lo hubo, y así lo hemos demostrado con más de una decena de certificaciones oficiales que acreditan que nunca se firmó, se acordó, se pactó, nunca se pagó, nunca se aceptó un presupuesto, ni se pidió una oferta ni a esta ni a cualquier otra empresa".

En esta misma línea, el presidente, que ha comparecido en el patio del Palacio de San Esteban, sede del Ejecutivo murciano, ha mostrado su máximo respeto a cualquier miembro de la Justicia y al juez instructor de la causa, y si "considera que hay que investigar, pues colaboraremos como siempre hemos hecho". También ha aprovechado para mandar un mensaje a la sociedad murciana, a quienes les ha asegurado que "no tengan duda, porque nunca se hizo nada".