La Rioja

El Gobierno no permitirá que «sea la oposición la que marque la agenda de la Moncloa»

Soraya Sáenz de Santamaría.
Soraya Sáenz de Santamaría. / Sergio Barrenechea (Efe)
  • Sáenz de Santamaría garantiza, aun así, que el Ejecutivo "está dispuesto para el diálogo, preparado para el entendimiento y convencido de que es posible el acuerdo"

  • Rajoy enviará una carta en los próximos días a los dirigentes autonómicos para convocarles a un encuentro de la Conferencia de Presidentes en el mes de enero

  • La número dos del Gobierno admite que el Estado de las Autonomías es "perfectible" y muestra su disposición a "reducir la ligitiosidad" con las comunidades en los tribunales

  • Anuncia que el ministerio de Álvaro Nadal regulará en esta legislatura derechos, como la libertad de expresión o el honor y la intimidad, de los ciudadanos en Internet

El Gobierno, gobierna. Esta es la máxima que rige al Gabinete de Mariano Rajoy, dispuesto a pactar en el Parlamento, pero no por ello a permitir que sea la oposición la que marque la agenda de la Moncloa. En una legislatura en la que la aritmética sitúa al PP en una posición de debilidad, Soraya Sáenz de Santamaría reivindica pese a ello la autonomía del Ejecutivo y rechaza que tenga que convertirse en “mero ejecutor de las decisiones del Congreso”. “Esta Cámara controla, que no sustituye, la función del Gobierno -ha advertido a las fuerzas políticas-, y la democracia parlamentaria, como saben bien, no significa el gobierno del Parlamento”.

Soraya Sáenz de Santamaría se ha pronunciado así en su primera comparecencia en la Comisión Constitucional del Congreso, donde esta mañana ha trazado las líneas maestras de la acción del Ejecutivo para esta legislatura. En ese marco, ha tendido la mano al resto de grupos parlamentarios, a los que ha recordado que el equipo de Rajoy está “dispuesto para el diálogo, preparado para el entendimiento y convencido de que es posible el acuerdo”.

La oferta se ha concretado, especialmente, en materia territorial una vez ha asumido la vicepresidenta el diálogo con las autonomías. Su voluntad, garantiza, es “mejorar los canales de colaboración y comunicación”. En primer lugar, Rajoy enviará en los próximos días a los líderes regionales, con los que la Sáenz de Santamaría se ha puesto en contacto, una carta para convocar en el mes de enero la Conferencia de Presidentes a la que el Ejecutivo quiere dotar de un nuevo mecanismo para la resolución de problemas.

Además, la vicepresidenta se muestra dispuesta a “reducir la litigiosidad” entre las administraciones. El gesto podría resultar especialmente útil para destensar las relaciones con el PNV, cuyos cinco votos en el Congreso son claves para el PP en esta legislatura. Así, el Gobierno pretende potenciar las comisiones bilaterales para fomentar la negociación previa y evitar que cada choque competencial acabe en recurso ante el Tribunal Constitucional.

En este contexto, Sáenz de Santamaría reconoce que el Estado autonómico es “perfectible” y defiende que se aborde en profundidad la financiación autonómica. Pero ante el planteamiento de una reforma constitucional, que el Gobierno admite como gesto político, recuerda que la importancia de mantener el consenso del 78. “Yo no me suelo alinear con tesis de quienes prefieren demolerlo todo en sus pilares maestros, como si nadie antes que ellos hubieran tenido voluntad e concordia y mínimas dosis de acierto”, ha espetado sin citar expresamente a Podemos.

Agenda digital

Por otro lado, entre las novedades para esta legislatura, la vicepresidenta ha anunciado que el departamento que dirige Álvaro Nadal se encargará de la regulación de los derechos de los ciudadanos en Internet. La libertad de expresión, el derecho al honor o la intimidad, están protegidos, a juicio de Sáenz de Santamaría, en el mundo analógico. De ahí que uno de los retos del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital vaya ser la adaptación de la legislación a un tiempo en el que la red rige el día a día.