La Rioja

Un 'no' de trámite

vídeo

Mariano Rajoy, durante su intervención en el Congreso. / Foto: Efe | Vídeo: Atlas

  • Mariano Rajoy no obtiene la mayoría absoluta del Congreso para ser investido

  • Tendrá que esperar al sábado para ser reelegido gracias a la abstención del PSOE

  • Hernando defiende la posición de los socialistas porque "España nos necesita"

  • Iglesias llama "delincuentes potenciales" a los diputados

  • Rivera responsabiliza al presidente de la estabilidad que pueda tener su Gobierno

Un mero trámite. Así ha sido la segunda sesión del debate de investidura, que se ha movido entre lo previsible y lo agrio y que deja entre tanto discurso, calificativos de "sinvergüenza" y "gilipollas", citas al refranero e, incluso, una 'fuga' de diputados de Unidos Podemos. Tal y como se esperaba, Mariano Rajoy no ha obtenido la mayoría absoluta del Congreso, necesaria para ser investido presidente en esta primera votación. Los 170 votos del PP y sus socios - Ciudadanos y Coalición Canaria- han sido derrotados por los 180 en contra del resto de grupos parlamentarios.

Tendrá que esperar hasta el sábado, cuando saldrá investido con más votos a favor que en contra tras la anunciada abstención del PSOE; la incógnita está en lo que ocurrirá en la bancada socialista, donde al menos una docena de diputados podrían romper la disciplina de voto. Por eso el dirigente popular ha evitado en todo momento 'hacer sangre' al PSOE y ha centrado todas sus críticas en Pablo Iglesias, autoencumbrado como jefe de la oposición.

Con el líder de Podemos ha mantenido un 'cara a cara' tenso y, a la vez, entretenido, salpicado con la ironía de la que suele echar mano Rajoy en este tipo de intervenciones. "Lo que usted plantea es un debate de Twitter. Para mí es muy difícil contestarle a todo. No me manejo bien en esos mundos", le ha espetado el presidente del Gobierno en funciones.

"Quizás con Twitter no, pero con los SMS se maneja usted de maravilla", le ha propinado Iglesias al líder del PP en alusión a los mensajes que se enviaba con el extesorero de su partido Luis Bárcenas. Rajoy ha recogido el guante y con sorna ha contestado: "En Twitter voy mejorando y con los SMS me manejé peor pero ahora también voy mejorando". Una respuesta que ha provocado las risas de sus señorías y que ha concluido con Rajoy entonando el 'mea culpa': "He aprendido, es bueno en la vida reconocer los errores y es bueno rectificar".

El viraje del PSOE centra las críticas

Si en los debates anteriores Rajoy era el enemigo a batir para casi todos los grupos parlamentarios, en el de hoy las cargas de profundidad se han repartido casi a partes iguales entre el líder popular y el portavoz socialista, Antonio Hernando, que a duras penas ha salvado la papeleta de justificar el paso del 'no es no' a la abstención y, a la vez, criticar a Rajoy.

"No es un apoyo ni a su Gobierno ni a sus políticas", ha defendido el portavoz parlamentario del PSOE, Antonio Hernando, que ha asegurado que la abstención "no será resignación", enviando un mensaje a los militantes y votantes socialistas de que "no abandonarán sus valores".

"Estamos aquí para cumplir un deber, que acabe el tiempo de la política de los partidos y empiece el de los ciudadanos", ha insistido. De hecho, Hernando se ha sincerado ante aspirante popular: "No nos gusta como presidente pero nos gusta nuestro país".

En su alocución, el socialista ha desgranado las principales medidas que su formación demandará esta legislatura: crear un ingreso mínimo, reducir el IVA cultural, impulsar un pacto de Estado contra la violencia machista, la creación de una comisión sobre la financiación irregular del PP o suprimir las reválidas de la ESO y de bachillerato. Petición que para su sorpresa ha sido escuchada por Mariano Rajoy, que en su réplica ha anunciado por sorpresa, su suspensión

El candidato popular ha enmarcado en "el interés general" el gesto del PSOE de abstenerse. No obstante, a pesar del gesto conciliador, ha avisado de que al margen de su predisposición al diálogo y a acordar medidas y leyes, todos los grupos tienen "responsabilidad" en mantener la "estabilidad" y evitar una legislatura "efímera".

El testigo de Hernando lo ha recogido el líder de Podemos, Pablo Iglesias, que ha disparado desde la tribuna hacia todos los lados. A los populares por ser el partido de Gürtel, de los recortes, del paro y de la desigualdad. Al PSOE por la vergüenza de su abstención en la investidura y por manchar la memoria de viejos socialistas como su abuelo. Y a Ciudadanos por apuntalar al peor PSOE en Andalucía y a Rajoy en Madrid. Hasta a Santiago Carillo le ha reprochado el haber dicho que sí a todo durante la transición.

Pero los ánimos se han encendido cuando el líder podemita ha intentado vincular la delincuencia con el Congreso. "Hay más delincuentes potenciales en esta Cámara que fuera", ha dicho Iglesias, que ha recordado al resto de fuerzas y, muy especialmente a los socialistas, que "el tiempo pondrá a cada uno en su lugar". Ana Pastor le ha recordado entonces el reglamento de las Cortes "en lo que tiene que ver con el honor" ante el abucheo de sus señorías. Pero Iglesias no se ha retractado y ha considerado que si algún diputado se queja, en el turno de alusiones, de sus palabras, "será una excelente manera de retratarse para algunos".

Tras él ha sido el turno del portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech que ha garantizado a Mariano Rajoy que seguirá trabajando en una alternativa, aquí y en Cataluña, para derrotar a su proyecto que se sustenta en la "traición" a los votantes y en la "tragedia".

Le ha relevado Alberto Garzón, que ha insistido en que el líder del PP seguirá en la Moncloa será porque Felipe González y Susana Díaz han intervenido en el PSOE para alejar a Unidos Podemos del poder y mantener los recortes. Esta acción, ha añadido el coordinador federal de IU, supone un “fraude electoral a los votantes socialistas”.

Por su parte, la representante de En Marea, Alexandra Fernández, ha manifestado que será investido como resultado de "un golpe parlamentario" que ha buscado anular los resultados del 20-D, en los que, en su opinión los ciudadanos apostaron por la "regeneración ética".

Como viene haciendo desde agosto, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha reivindicado en su turno el ‘sí’ de su grupo a Mariano Rajoy, no porque sea el presidente que querían, sino porque es la única opción posible". "Va a ser la legislatura del partido a partido", ha parafraseado al entrenador del Atlético de Madrid para referirse a esta nueva etapa que requerirá de acuerdos constantes, "pero todos jugamos en el mismo equipo que se llama España".

Rivera ha intentado marcar ciertas distancias con los conservadores. Lo ha hecho aludiendo a la corrupción que ha salpicado al PP y responsabilizado a su líder de la estabilidad que pueda tener su Gobierno. "Si usted cumple las exigencias de Ciudadanos, esto irá bien", le ha espetado al popular, que le ha vuelto a dar su palabra de que cumplirá el pacto. Pero eso sí, sin derogar las normas aprobadas, como la Lomce o la legislación laboral, y que el popular considera "útiles". Tampoco es su intención "liquidar" todas las reformas, ha avanzado

Para diferenciarse también de Podemos, cuyo líder le ha criticado con dureza, el líder del partido naranja ha exhibido dos facturas, una de los autónomos y otra de libros de texto. Con este gesto, ha pretendido evidenciar que Ciudadanos logrará “reformas” mientras que Podemos prefiere hacer su política en la calle. "Trabajemos seriamente y no tiremos al populismo y a los gritos", ha dicho el líder de Ciudadanos. "No nos importa ganar, nos importa servir", ha remachado.

Para el portavoz de ERC, Joan Tardà, no hay más opción: "Referéndum o referéndum". El republicano ha avisado a Mariano Rajoy de que las fuerzas independentistas "no se someterán a las inhabilitaciones" que pudieran producirse de dirigentes como Mas, Homs, Ortega y Rigau. Y en concreto, sobre una posible inhabilitación de la presidenta de la Cámara catalana, Carme Forcadell, Tardà ha avisado que no será aceptada por los grupos de Junts pel Sí y la CUP. "Si inhabilitaran a Forcadell, el Parlamento catalán procederá a ratificarla de nuevo", ha advertido. "Lo que el pueblo elige no puede ser restituido por un tribunal", ha dicho.

En un discurso muy contundente, Tardà ha criticado las soluciones autoritarias y la "violencia judicial" que, en su opinión, emplea el Gobierno central. "Pero no tenemos miedo", ha precisado, antes de citar a Unamuno. "Venceréis porque tenéis sobrada fuerza bruta, pero no convenceréis porque para ello hay que persuadir", le ha dicho a Rajoy.

El pleno se ha reanudado puntualmente con la intervención del PNV. El portavoz vasco, Aitor Esteban, ha reprochado al aspirante 'popular' su falta de diálogo. "Usted es más dado a vencer por cerco o inacción que por abordaje". También le ha recriminado que no haya tenido "gestos" hacia los nacionalistas vascos para tratar de consensuar acuerdos y lo ha resumido echando mano del refranero español, pero adaptándolo a la ocasión. "Si bien me quieres, Mariano, da menos leña y más grano", ha dicho.

Rajoy ha defendido que desde Madrid se ha hecho muchas cosas en pro del País Vasco, como ha sido en la lucha por el acero y ha contestado al verso de Esteban con otro de cosecha propia. "Si quieres grano Aitor, te puedo dejar mi tractor", le ha dicho ante las risas de los diputados.

En su turno, el portavoz de PDECat, Francesc Homs, ha aseverado que Mariano Rajoy no debería ser presidente porque va a conseguir su investidura "sin propuesta ninguna", más allá de la amenaza de las terceras elecciones. "Usted no debería seguir", le ha dicho.

Tras Homs, ha tomado la palabra el portavoz de Compromís, Joan Baldoví, que ha pedido disculpas a los ciudadanos por no haber conseguido mandar a Rajoy a la oposición y estar abocados a las políticas del PP. Ha culpado directamente a PSOE y Ciudadanos de permitirlo. "Nosotros hicimos todo lo posible", se ha defendido. Ha cogido el relevo Marian Beitialarrangoitia, de EH Bildu, que ha criticado al PSOE por haber preferido "apoyar al PP y dar la espalda a la sociedad". Íñigo Alli, portavoz de Unión del Pueblo Navarro, ha hecho alusión a la movilización ciudadana del sábado: "La política se hace en las instituciones, no fuera de ellas".

Por su parte, Isidro Martínez Oblanca (Foro Asturias) ha reiterado el voto a favor de su formación "para construir una España mejor" mientras que la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, ha incidido en que "debemos demostrar que el consenso no es una rara excepción. Solamente así recuperaremos la confianza de la ciudadanía".

Ha cerrado el turno del Grupo Mixto, el portavoz de Nueva Canaria, Pedro Quevedo, que ha defendido su 'no'. "Los antecedentes nos obligan a votar no a su investidura", ha concluido.

Directo

##AT-20161029-1057724254##

Y la batucada, claro. #investidurarajoy

##RC-5189954868001##

##AT-20161029-1057724251##

"Tenemos que hacer un esfuerzo para pactar", incide Rajoy, quien dice que el eje fundamental de su intervención ha sido el ofrecimiento de pactos de estado.

Subraya que no va renunciar a asuntos como la defensa de la soberanía nacional

El nuevo gobierno se conocerá el jueves por la tarde. Los ministros jurarán el viernes. Lo acaba de anunciar Rajoy en los pasillos del Congreso

Rajoy anuncia que dará a conocer el gobierno el próximo jueves por la tarde.

"Espero que esto no se quede en una sesión de investidura". El reelegido presidente confía en la colaboración de la oposición

Reitera su voluntad de acuerdo y su compromiso de "defender el interés general". "Yo espero que esto no se quede simplemente en una sesión de investidura" sino "que podamos trabajar de manera conjunta". Promete trabajar para todos los españoles "hayan votado o no al PP".

Rajoy: "Creo que hay mucha tarea por hacer y vamos a intentar buscar acuerdos y entendimientos con todos". El presidente abandona satisfecho el hemiciclo