La Rioja

Dos acusaciones piden que Rajoy testifique en el juicio de Gürtel

vídeo

Los acusados, en el banquillo de la Audiencia Nacional. / Foto: Chema Moya (Efe) | Vídeo: José Ramón Ladra

  • Justifican que la declaración del presidente del Gobierno es necesaria porque fue secretario general del PP en 2003 y 2004

  • La exministra Ana Mato se acoge a la ley y se ausenta de la primera sesión por ser responsable civil por lucrarse con la red

  • Se trata de la primera vista oral por la primera época de la red corrupta

Dos acusaciones populares del macrojuicio del 'caso Gürtel', la ejercida por la asociación de abogados Adade y la del Partido Socialista de Madrid, han pedido al tribunal de la Audiencia Nacional que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, declare como testigo en la vista oral. Han justificado su solicitud en que éste era secretario general del Partido Popular en 2003 y 2004, años incluidos en las actividades de la trama corrupta que ahora se juzgan (1999-2005).

Más información

  • Guía para no perderse en el caso Gürtel

  • GaleríaLa Audiencia Nacional juzga las 'black' y la trama 'Gürtel'

  • La Madrid Corrupción Week

  • Bárcenas insinúa que algunos de los acusados ha llegado a un acuerdo con la Fiscalía

El abogado José Mariano Benítez de Lugo, de la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (Adade), ha reclamado la testifical de Rajoy "no por lo que es, sino por lo que fue", en referencia a su cargo de responsabilidad en el PP cuando ocurrieron los hechos. El letrado ha admitido que el juez Pablo Ruz, la Fiscalia Anticorrupción y la sala ya rechazaron en su momento la declaración del presidente del partido, pero ha señalado que "entra dentro de la lógica" volver a reclamar su presencia en las cuestiones previas de la vista oral.

Asimismo, ha señalado que la declaración responde a la presencia del PP, como persona jurídica, en el juicio, donde aparece como responsable civil por ser partícipe a título lucrativo. Es decir, por beneficiarse con la actividades de la trama en las localidad madrileñas de Majadahonda y Pozuelo. La Fiscalía le reclama 328.440 euros.

El tribunal de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal, presidido por el magistrado Ángel Hurtado, tomará una decisión al finalizar las cuestiones previas, previsiblemente pasado mañana. Este mismo órgano juzgador ya acordó, en cambio, que sí testifiquen otros ex altos cargos del PP en aquella época, como Ángel Acebes, Francisco Álvarez-Cascos, Javier Arenas, Rodrigo Rato, Jaime Mayor Oreja o Esperanza Aguirre.

Sin Ana Mato

El primer macrojuicio del 'caso Gürtel', el entramado societario corrupto creado por Francisco Correa en los noventa para servir al PP, ha empezado esta mañana, con una hora de retraso, en la Audiencia Nacional con 37 procesados en el banquillo, que se enfrentan a 822 años de prisión y 446 millones de euros entre multas y responsabilidades civiles.

La exministra Ana Mato, responsable civil como partícipe a título lucrativo, no ha asistido a la primera sesión. La ley le permite ausentarse de la vista oral, aunque lo habitual es que este tipo de acusados acudan a la primera jornada y después se ausenten tras autorizarlo el tribunal. En cambio, sí ha asistido su abogado, como también está el defensor del PP o Gema Matamoros, esposa del imputado Guillermo Ortega, exalcalde de Majadahonda, a quien le piden 45.066 euros por beneficiarse con la trama.

A Mato, exministra de Sanidad, exdiputada nacional del PP y exdirigente del partido, la Fiscalía le reclama 28.467,53 euros con los que la red liderada por Francisco Correa pagó fiestas familiares como cumpleaños y comuniones de sus hijos. Al PP, en cambio, le solicitan 245.492 euros por lucrarse de los delitos que presuntamente cometieron los exalcaldes de Majadahonda y el de Pozuelo de Alarcón, Jesús Sepúlveda, exmarido de Mato.

Sobre las 9.10 horas, casi una hora antes de la fijada para el comienzo del juicio, Bárcenas llegaba al tribunal acompañado de su abogado, Francisco Maroto, y ante una veintena de cámaras de diferentes medios de comunicación apostados a las puertas de la Audiencia Nacional. Cuatro preferentistas que se han concentrado para protestar con ocasión del juicio de las tarjetas opacas de Caja Madrid, que se celebra al mismo tiempo, le han increpado "ladrón" y "chorizo", y poco después ha entrado otro de los acusados, el exconsejero madrileño Alberto López Viejo. Quince minutos después de Bárcenas ha llegado Correa, a quien los preferentistas han gritado "maleante", "sivergüenza", "cabrón" y "¡corre, corre!".