La Rioja

La autora del auto no instruirá la causa, que pasa a manos del juez Orga

Rosa Esperanza Sánchez Ruiz-Tello, juez de adscripción territorial (un a modo de 'juez interino', figura del cuerpo judicial creada para atender plazas vacantes, actuar como refuerzo o ejercer en plazas en ausencia prolongada del titular) ha desatascado la causa de las presuntas irregularidades urbanísticas de Villa mediana de Iregua al atender la denuncia del Ministerio Fiscal que descansaba desde hace algunos meses en el Juzgado de Instrucción 3 de Logroño. Su titular hasta la pasada primavera, Sergio Escalona, no había entrado aún en el asunto. Sánchez Ruiz-Tello, en los alrededor de seis meses en los que ha ejercido en él funciones jurisdiccionales, ha dictado el auto que ordena abrir sendas piezas para investigar -además de los posibles delitos de prevaricación que atribuye al alcalde, concejales y miembros de la COTUR-, los posibles delitos urbanísticos que presuntamente habrían cometido los promotores/propietarios de las edificaciones con presunción de irregularidad, entre ellos el expresidente y hoy senador autonómico Pedro Sanz.

No será, sin embargo, la juez Ruiz Sánchez-Tello la que entienda la instrucción del auto que ella firma el pasado 20 de octubre. Lo hará el nuevo titular del Juzgado número 3, José Carlos Orga, presidente de la sección territorial de la Asociación Profesional de la Magistratura. Él debe resolver, en primer lugar, el recurso en reforma ya interpuesto por el exalcalde villametrense Tomás Santolaya. De confirmar el auto, le correspondería toda la instrucción del mismo. Sólo si hubiera de realizar alguna actuación judicial sobre Pedro Sanz, y sólo entonces, debería dar traslado de esa parte al Tribunal Supremo, dada la condición de aforado del senador.