La Rioja

La joven fallecida. :: L. R.
La joven fallecida. :: L. R.

Beatriz vino a ver a su familia por San Mateo

Beatriz Sáez Arjona, la joven logroñesa que perdió la vida el lunes por la tarde en el accidente del autobús de Alsa que conecta en línea regular Logroño, Soria y Madrid, regresó el pasado fin de semana a Logroño para ver a su familia y disfrutar de las fiestas de San Mateo, como varios de los pasajeros y pasajeras que viajaban en el autobús siniestrado.

Así lo confirmó a Diario LA RIOJA un familiar directo de la víctima desde Soria, donde se encontraba ayer a la espera de que los forenses concluyesen su trabajo con la idea de trasladar el cadáver a Logroño para el sepelio. Beatriz tenía 27 años, cumplidos el pasado mes de junio, y trabajaba en Madrid como maestra de educación infantil. La joven había estudiado también en Madrid la carrera de Magisterio, con la especialización en enseñanza infantil, y regresaba a la capital de España precisamente para cumplir con sus obligaciones laborales. Beatriz era hija única y además había perdido a su padre por enfermedad en el año 2011. El funeral y misa es hoy a las siete de la tarde en la Parroquia San Antonio de Padua.