La Rioja

Mosul, bastión del grupo Daesh en Irak

Dos mujeres caminan por las calles de Mosul.
Dos mujeres caminan por las calles de Mosul. / Ap
  • La segunda ciudad del país, en poder del grupo terrorista desde junio de 2014, es el escenario de una ofensiva de una coalición dirigida por EE UU para reconquistarla

Mosul, segunda ciudad de Irak contra la cual las fuerzas armadas iraquíes, apoyadas por una coalición dirigida por Estados Unidos, lanzaron este lunes una ofensiva para reconquistarla, está en poder del grupo Daesh desde el 10 de junio de 2014. Atravesada por el Tigris y situada a 350 kilómetros al norte de Bagdad, Mosul es la mayor ciudad del norte de Irak y capital de la provincia de Nínive, rica en petróleo.

Plataforma comercial entre Turquía, Siria y el resto de Irak, Mosul era conocida por sus finos tejidos de algodón, las muselinas. Fue durante mucho tiempo famosa por sus sitios históricos, sus monumentos del siglo XIII y por sus parques, antes de convertirse en un terreno de enfrentamientos cotidianos tras la invasión estadounidense, en 2003.

Último bastión del partido Baas del fallecido dictador Sadam Husein, después feudo de Al Qaida, la ciudad cayó en manos de los yihadistas del Daesh el 10 de junio de 2014 sin oponer mucha resistencia. Fue en Mosul donde los yihadistas proclamaron el 29 de junio de 2014 su califato, a caballo entre Siria e Irak.

Ciudad mayoritariamente sunita en una región de mayoría kurda, contaba tradicionalmente con numerosas minorías (kurdos, turcomanos, chiitas, cristianos...). Decenas de miles de habitantes, cientos de los cuales regresaron después, huyeron de los yihadistas, principalmente la mayor parte de los miles de cristianos. A éstos, el Daesh les dio un ultimátum en julio de 2014: o se convertían al islam o pagaban un impuesto o dejaban la ciudad so pena de ser ejecutados.

Daños en edificios históricos

Se calcula que su población actual es de un millón y medio de habitantes, sobre todo árabes sunitas. Desde julio de 2014, el Daesh atacó los mausoleos chiitas y los santuarios, muchos de los cuales estaban ricamente decorados. El grupo dinamitó la mezquita que albergaba la tumba del profeta Jonás (Nabi Yunés) y el santuario de Seth (Nabi Shith), considerado el tercer hijo de Adán y Eva según las tradiciones judías, cristiana e islámica. En febrero de 2015, los yihadistas se grabaron mientras vandalizaban los tesoros del museo de Mosul, gran parte de los cuales databan de los periodos asirio y helenístico.

Durante el verano boreal de 2016, la coalición internacional lanzó numerosos asaltos alrededor de la ciudad, que ya quedó fuertemente dañada durante la guerra entre Irán e Irak (1980-1988) y durante los bombardeos de la fuerza aérea estadounidense antes de ser conquistada por las fuerzas kurdoestadounidenses en abril de 2003. Situada frente a las ruinas de la antigua Nínive, en Alta Mesopotamia, Mosul fue conquistada por los árabes en 641.

Capital de un Estado selyúcida a finales del siglo XI, alcanzó su apogeo en el siglo XII. Fue conquistada y saqueada por los mongoles (1262) y cayó en manos de los persas y, después, de los otomanos. En 1918, Gran Bretaña anexó esta región petrolera a Irak (bajo mandato británico) mientras que Francia había planeado anexionarla a la Siria francesa. Turquía protestó pero la Sociedad de Naciones (SDN) confirmó la anexión en 1925.