La Rioja

Santos dona el dinero del Nobel a las víctimas del conflicto colombiano

Juan Manuel Santos, presidente de Colombia.
Juan Manuel Santos, presidente de Colombia. / Afp
  • "Vamos a perseverar, vamos a persistir, a persistir, persistir y persistir hasta que logremos poner en marcha el acuerdo que se firmó", ha señalado el presidente de Colombia

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, flamante ganador del Nobel de la Paz, ha anunciado este domingo que donará el premio monetario que se entrega con ese galardón para reparar a víctimas del conflicto armado interno de más de medio siglo.

"Este gran premio Nobel, que algunos lo consideran el más importante de todo el planeta, viene acompañado de un premio también monetario (...) quiero anunciarles que anoche me reuní con mi familia y hemos tomado la decisión de donar esos ocho millones de coronas suecas (925.000 dólares) para que las víctimas puedan ser reparadas", ha dicho Santos tras una ceremonia religiosa con afectados por el conflicto armado en la localidad de Bojayá (noroeste).

Acompañado de su esposa e hijos, así como de varios miembros de su gabinete, el mandatario colombiano ha asegurado que entregará el montante del premio "a obras, fundaciones o programas que tengan que ver con víctimas y reconciliación".

"Vamos a perseverar, vamos a persistir, a persistir, persistir y persistir hasta que logremos poner en marcha el acuerdo que se firmó" con la guerrilla FARC "y si hay que hacer ajustes a lo que ya hemos acordado pues haremos ajustes", ha añadido el mandatario.

El gobierno de Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) firmaron el pasado 26 de septiembre en Cartagena un acuerdo de paz tras casi cuatro años de negociaciones en Cuba. Sin embargo, el pacto fue rechazado por los colombianos con 50,2% de los votos en un plebiscito hace una semana.

Tanto las FARC como el gobierno han reiterado desde entonces su voluntad de paz y su disposición a revisar lo acordado. Incluso anunciaron que mantendrán el cese al fuego bilateral que decretaron el pasado 29 de agosto en el marco del pacto de paz.

Santos hizo el anuncio de este domingo ante decenas de víctimas en Bojayá, una empobrecida comunidad del departamento del Chocó (noroeste) donde murieron 79 personas en 2002 por un artefacto explosivo lanzado por las FARC a la iglesia donde los pobladores se refugiaban de enfrentamientos entre guerrilleros y paramilitares.

El conflicto armado colombiano, que ha enfrentado a guerrilleros de izquierda, paramilitares de derecha y agentes estatales, ha dejado en más de medio siglo al menos 260.000 muertos, 45.000 desaparecidos y 6,9 millones de desplazados.