La Rioja

Tommy Hilfiger se acerca a los 'millennials' de la mano de Gigi Hadid

Gigi Hadid, durante el desfile.
Gigi Hadid, durante el desfile. / Afp
  • El diseñador parece querer dejar atrás el estilo 'preppy' dirigido a los jóvenes blancos y rubios y querer ampliar su público potencial con un estilo más cerca del rap

Tommy Hilfiger presentó hoy en Nueva York su última colección, con un estilo más urbano y desenfadado al que nos tiene acostumbrados la marca y en la que ha colaborado la 'millennial' del momento, la modelo de 21 años Gigi Hadid.

El nuevo Hilfiger parece querer dejar atrás el estilo 'preppy' dirigido a los jóvenes blancos y rubios y querer ampliar su público potencial con un estilo más cerca del rap, la cultura urbana con la que en último termino se identifica todo adolescente estadounidense sin importar su raza.

Menos pantalones de pinzas y más vaqueros caídos, menos blazers con botonaduras doradas y más sudaderas con capucha. Todo lo que era sacrilegio para el viejo Tommy Hilgifer, ahora está permitido. Como prenda fetiche del nuevo 'look' de la firma, los calcetines por encima de la rodilla, que no veíamos desde el instituto en los años noventa.

Para mostrar esta nueva línea con vocación adolescente, la marca ha salido de las direcciones habituales de la Semana de la Moda y ha plantado su pasarela en uno de los muelles del bajo Manhattan, convertido para la ocasión en un auténtico parque de atracciones al estilo de Coney Island. Norias, perritos calientes, algodón de azúcar y atracciones de feria, un montaje a gran escala que permanecerá dos días instalado para suerte de curiosos y fashionistas.

Para abrir y cerrar la pasarela, la propia Hadid, modelo californiana de origen palestino-neerlandés, con 22 millones de seguidores en Instagram. En primer fila, de la editora de Vogue Anne Wintour a la cantante Taylor Swift, amiga tanto de Hadid como de otra de las modelos sobre la pasarela, la también popular Hailey Baldwin.

Pero no solo con el estilo y la puesta en escena quiere Hilfiger acercarse a la juventud estadounidense de forma masiva, también puso a su disposición el desfile por internet con una aplicación en la que era posible comprar las prendas a tiempo real. La marca se ha sumado al grupo de diseñadores, entre los que también está Tom Ford, que muestran en pasarela los productos que están llegando a las tiendas en ese momento en vez de adelantarse seis meses y hacer esperar al comprador. "Esta es la auténtica democratización de la moda", aseguraba el diseñador en el programa de mano del desfile. Aunque a algunos les podrá parecer poco democrático alguno de los precios.

Para cumplir con ese esquema de venta directa Hilfiger, mostró la colección otoño invierno, para aguante de las maniquíes, que lucieron abultadas sudaderas en el caluroso septiembre que vive la Gran Manzana.

La prohibición de Kate Spade

Que el público reclama inmediatez y las nuevas tecnologías están revolucionando el modelo de industria también pareció tenerlo claro aunque digerirlo peor Kate Spade, que en su presentación de este viernes en el Nomad Hotel prohibió subir imágenes de looks completos a las redes sociales.

Muy romántica fue la colección de Jason Wu, el joven diseñador canadiense establecido en Nueva York, que dejó claro que el flúor aún tiene otro verano. Tules, sedas y bordados, con motivos florales y en combinaciones de tonos del mismo color, forman el ABC de la próxima primavera verano para la firma.

Por su parte, la modista de Massachussets Nicole Miller presentó una colección colorista con los estampados tribales sobre vestidos por debajo de la rodilla como protagonistas. Algo de cuero, flecos y bordados complementan diseños sencillos pero funcionales fácilmente trasladables a la calle.

Por último, más espectacular fue el trabajo del japonés Tadashi Shoji, que hizo gala de sabiduría con la aguja y mostró elegancia, coquetería y volúmenes sobre la pasarela gracias a sus gráciles faldas vaporosas.