La Rioja

octavos | vuelta

El show de Sergio Ramos

vídeo

Sergio Ramos celebra el gol ante el Sevilla. / Reuters

  • El central marcó el 3-2 de penalti a lo Panenka y acto seguido ‘dedicó’ su gol a los ‘Biris’

Sergio Ramos nunca deja indiferente a nadie. Ni dentro del campo, con actuaciones que conjugan luces en momentos decisivos y sombras en otros que no lo son tanto, ni fuera de él, donde no se muerde la lengua. En su casa, un Sánchez Pizjuán en el que el defensa debutó en 2004, volvió a aparecer como Jekyll y como Mr Hyde, en la misma jugada además.

Con 3-1 y el Sevilla apretando en busca de la remontada a falta de siete minutos, el central tomó la responsabilidad de lanzar el penalti cometido sobre Casemiro por Kranevitter. Acompañó la pelota a la red con un toque sutil, un tributo a Panenka y que recordó al lanzamiento realizado en las semifinales de la Eurocopa 2012 ante Portugal, y difuminó los sueños de su exequipo. Ahí la de cal, acto seguido llegó la de arena: Ramos ‘dedicó’ su gol a los ‘Biris’, la facción más radical de la grada sevillista, muy crítica con el camero. Se señaló la camiseta con su nombre y se puso las manos en las orejas para escuchar sus quejas. Para ‘compensar’ pidió perdón al resto del Pizjuán, pero el daño ya estaba hecho. A partir de ese momento, silbidos y sonoros cánticos con insultos hacia su persona y su familia.

«No me he calentado ni he faltado el respeto a la afición. No me sale celebrar aquí, aunque si se acuerdan de tu madre...», se defendió Sergio Ramos tras el choque. «El Sevilla siempre será mi casa, piten o no. Si se acuerdan de mi madre desde el min 1, esos no merecen respeto. El sevillismo, sí», continuó el camero. «Me he disculpado por el penalti ante Soria. Le he dicho que no ha sido una falta de respeto hacia él», agregó.

El tema seguro que le afecta, ya que así lo reconoció el propio técnico Zinedine Zidane, que se mostró dolido por lo sucedido con Sergio Ramos, increpado por el que un día fue su público. «Yo no puedo estar contento y él tampoco. Cuando te insultan no es agradable, pero esto no lo podemos evitar», apuntó. «Sergio ha hecho su partido y ahora no hay que pensar en estas cosas. Es feo pero no lo podemos evitar», insistió, agregando que no había podido hablar aún con el central tras el choque. «No estoy contento por él, por su familia», remachó el francés. El domingo habrá un nuevo partido entre ambos equipos y Sergio Ramos seguro que volverá a ser protagonista.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate