PRECIOSA FELICITACIÓN NAVIDEÑA

CRÍTICA DE MÚSICA - EDUARDO AISA

Feliz reencuentro con nuestra Orquesta Sinfónica de La Rioja, cada vez más armada de profesores y profesionales con el consiguiente aumento de calidad musical, y para mí un muy especial feliz reencuentro con ese gran maestro que es José Luis del Caño, que tan extraordinaria labor llevó a cabo en La Rioja durante años con la recordada Orquesta Millenium y que, tras un largo y fecundo periplo por tierras levantinas con una impresionante actividad como director de orquesta, regresa a nuestra ciudad. ¡No desperdiciemos su gran talento, su acreditada experiencia y su formidable pasión por la música!

El concierto comenzaba con un cierto atrevimiento: la obertura 'Los esclavos felices' de Arriaga, una obra muy complicada para este tipo de orquesta, pues es muy rossiniana, lo que exige una cuerda capaz de superar con limpieza y agilidad los difíciles pasajes rápidos y eso, con una cuerda cuajada de estudiantes, es punto menos que imposible.

Aunque el maestro Del Caño le imprimió un tempo lento, no pudo evitar algunos desajustes y desafinaciones. Otra cosa fue la colorista Suite Pulcinella de Stravinsky, llevada con ligereza y alegría por parte de los instrumentistas, que nos hicieron disfrutar de los numerosos solos que jalonan la obra. ¡Buen debut de Stravinsky en Logroño, que ya era hora!

La segunda parte incluía como plato fuerte la Sinfonía Italiana de Mendelssohn que tuvo una lectura limpia y viva, brillante en el Allegro vivace inicial, con gran lirismo en el apacible Andante con moto y muy desenfadada además de compenetrada en los dos animados movimientos finales.

La orquesta lucía un fuerte desequilibrio en los grupos de la cuerda con cerca de una docena de violines primeros y otros tantos segundos y tan sólo cuatro violas, aunque eso no llegó a perjudicar apreciablemente el resultado que, como les decía, fue verdaderamente estimable. José Luis del Caño modeló con maestría planos y volúmenes, graduando con criterio la expresión de unos músicos muy motivados y entregados.

Puso la guinda a este bonito concierto el Coro Sinfónico Juvenil de la Rioja que se incorporó al acto para imprimirle un precioso aire navideño. Flotaron por el aire de Riojafórum las cristalinas voces blancas de este admirable coro juvenil magníficamente preparado por la infatigable Lourdes Estívariz, que ha venido a enriquecer el panorama coral riojano con un magnífico proyecto artístico y educativo. Estuvieron etéreas en el famoso tema de Alicia y plenas de magia navideña en los villancicos con que nos deleitaron. Un lujo oír a este precioso coro con orquesta. ¡Feliz Navidad!

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos