La Rioja

«Obama es un actor del Club Bilderberg»

Conspiración. «Los superpoderosos usan su inteligencia para el mal». / PEPO HERRERA
  • «Ese grupo de poder planea imponer una dictadura global y reducir nuestras democracias a puro teatro»

  • Cristina Martín Jiménez Periodista

El poderoso Club Bilderberg, formado por personalidades mundiales de la política y las finanzas, clausura hoy su reunión anual en Copenhague. Diez años lleva la periodista sevillana Cristina Martín Jiménez siguiéndole la pista y su conclusión es que dicho club pretende dominar el mundo. 'Conspiranoica' o real, dicha teoría queda reflejada en su último libro: 'Perdidos. Los planes secretos del Club Bilderberg'.

- ¿No es un poco infantil pensar que unos malos muy malos quieren apoderarse del planeta?

- A mí lo que me resulta infantil es que las personas sigan creyendo que quienes nos gobiernan son nuestros presidentes.

- ¿Esos superpoderosos quieren nuestro mal?

- Usan su inteligencia para el mal. Fomentan odios, guerras y tensiones para acrecentar su poder y su economía.

- ¿Y quiénes son?

- Uno de los principales es Henry Kissinger, pero el alma es David Rockefeller, que ya tiene 90 años.

- ¿Con esa edad maneja los hilos del mundo?

- Hay una frase que él dijo en la ONU en 1994: «Todo lo que necesitamos es la crisis correcta y el mundo aceptará el nuevo orden mundial». ¿Es ésta la crisis de Rockefeller, que ha metido el acelerón al final de su vida para ver su obra culminada? Es la pregunta que yo me hago.

- ¿Cómo sería esa obra?

- Ellos quieren un único gobierno mundial y despótico con una religión única. La dictadura de los inteligentes.

- ¿Son muchos esos inteligentes?

- El Club invita cada año a unas 120 personas, pero el número del núcleo duro es secreto. Están los dueños de los grandes fondos 'buitre' que ahora hacen negocio con una España en saldo. La crisis ha sido una estrategia para que el poder de la UE acabe en manos de Bilderberg. Con la unión bancaria van a estar muy cerca.

- ¿Y qué pasa con nuestras democracias?

- Quedarán reducidas a puro teatro.

- Si tan poderosos son, ¿cómo no la han silenciado?

- Me retiraron mi tercer libro del mercado. Ellos quieren que vivamos siempre con miedo y desinformados.

- ¿Detrás del ascenso de la extrema derecha en Francia o de la irrupción de Podemos en España también está Bilderberg?

- No. A Bilderberg lo que le falla es el factor humano, nuestra capacidad para rebelarnos. En cuanto a Podemos, no han ido al meollo: una red de personas interconectadas, con una estructura paramasónica y leyes para una élite.

- Pues la Reina ha estado en la última reunión de esa élite.

- Sí, con el ministro García-Margallo y el banquero Juan María Nin. Yo creo que si la Reina conociera las auténticas intenciones de ese club no habría ido.

- Supongo que Bilderberg nos quiere consumistas.

- Nos hace consumir pseudocultura. Lanzan una especie de religión ecologista con mezcla de New Age en la que es más importante un árbol que un ser humano. Lo han hecho a través de la Carta de la Tierra, desde la ONU, un organismo a las órdenes de Bilderberg. Muy pronto, los bosques y tierras que hoy son de uso público van a transferirse a manos privadas con la excusa de que hay que preservar la Tierra.

- Y dice que Obama está en el ajo...

- Por supuesto. Por eso le dieron el Nobel de la Paz. Forma parte del teatro Bilderberg. Obama es un actor.

- ¿Y el Papa Francisco, otro actor?

- No. Él tiene mucha información y es un enemigo de Bilderberg. Representa al poder del bien.

- «Nos temen más que nosotros a ellos», dice en su libro.

- Exacto. Para ellos todas las protestas sociales son excesos de democracia que hay que corregir. Yo este año diría que están muy nerviosos, porque las cosas no les están saliendo en Europa como ellos pensaban.

- Y eso a pesar de la enorme abstención...

- Sí, estamos amodorrados. Y esa es la estrategia: la distracción. Como poner un partido de la Champions la víspera de unas elecciones europeas.

- Ah, pero... ¿la FIFA también?

- Donde hay dinero está Bilderberg.