La Rioja registra el impacto de más de 700 rayos durante el fin de semana

Mapa donde se localizan los rayos registrados en La Rioja/Lightningmaps
Mapa donde se localizan los rayos registrados en La Rioja / Lightningmaps

Las tormentas más intensas, que apenas dejaron precipitaciones, se concentraron en La Rioja Baja y en la Ibérica

Luis J. Ruiz
LUIS J. RUIZLogroño

La doble alerta amarilla que fue activada por la AEMET durante este fin de semana se cumplió a medias. La primera de ellas, la que preveía intensas precipitaciones en toda la región con acumulaciones de hasta 20 litros por metro cuadrado durante la madrugada del sábado al domingo, no terminó de cuajar y las lluvias registradas tanto el sábado como el domingo en las diferentes estaciones de control fueron escasas.

La que sí se confirmó fue la que anunciaba tormentas, también, en todo el territorio regional. Durante buena parte de la noche del sábado y de la madrugada del domingo fueron las protagonistas, acompañadas de aparato eléctrico y, en determinadas zonas, fuertes rachas de viento (hasta 80 kilómetros por hora).

Según los datos que este domingo publicaba la web Lightningmaps –un proyecto en Internet que, a partir de los datos que recibe de diferentes estaciones, localiza los rayos caídos en diferentes zonas geográficas– durante el fin de semana han impactado en territorio riojano más de 700 rayos.

Alfaro, Calahorra y Villoslada

La mayor parte de ellos (más de 450) se registraron durante la tarde y la noche del sábado y se concentraron tanto en la Ibérica riojana como en La Rioja Baja. Con especial intensidad cayeron en los entornos de Alfaro y Calahorra (con una treintena de impactos) además de en Villoslada de Cameros y Arnedo.

Ya entrada la madrugada del sábado al domingo, las tormentas se desplazaron hacia la zona más oriental de la región y el mayor volumen de rayos detectados durante las primeras horas de ayer domingo se concentró en torno a Cervera, Cabretón y Aguilar del río Alhama.

Para la jornada de este lunes, la AEMET desactiva todas las alarmas y prevé cielos despejados con posibilidad de nubes altas y temperaturas máximas de hasta 30 grados en el valle del Ebro.