La víctima de abusos estudia emprender acciones legales contra el colegio Gaztelueta

El acusado, condenado a 11 años de cárcel, a la derecha de su abogado. /L.R.
El acusado, condenado a 11 años de cárcel, a la derecha de su abogado. / L.R.

El padre del joven ha reprochado al centro que no ejerciera su obligación de vigilar y proteger a los menores a su cargo para impedir situaciones de acoso o de abusos

LA RIOJALogroño

La abogada del joven que fue víctima de abusos sexuales cuando estudiaba en el colegio vizcaíno Gaztelueta del Opus Dei estudia iniciar acciones legales contra los responsables del centro tras la rueda de prensa que ofreció ayer el responsable del centro educativo.

En declaraciones a Efe, la letrada, Leticia de la Hoz, y el padre del joven, han expresado su indignación por la rueda de prensa que ayer ofreció el director de Gaztelueta, Imanol Goyarrola, junto al presidente de la entidad titular del colegio, Juan Anguísola, contra la sentencia que ha condenado a un ex profesor del centro, nacido en Logroño, a 11 años de prisión por haber abusado sexualmente de manera continuada de un niño, que denunció los hechos al llegar a la mayoría de edad.

Goyarrola criticó que la Audiencia de Vizcaya hubiera dado total credibilidad a la víctima frente al relato del exprofesor sobre lo que ocurría en las tutorías cuando el docente citaba al menor en un despacho para evaluar su rendimiento escolar y analizar su evolución personal y espiritual.

El director trató de desacreditar la resolución judicial y reivindicó «la inocencia» del exprofesor del centro al estimar que se le había condenado «sin pruebas», al tiempo que criticó al querellante «por haberse inventado» esos abusos y achacó sus «mentiras» a un posible «problema» psicológico.

Hoy, la letrada de la acusación particular ha avanzado a EFE que estudia llevar a Goyarrola a los tribunales y ha recordado que el listado que recoge el historial de las conexiones por internet del ordenador del condenado acreditó que era cierto que el preceptor mostraba imágenes de mujeres desnudas o casi desnudas al niño cuando le citaba en ese despacho.

Además, los peritos forenses, psicólogos y forenses mostraron su convicción de que el relato de abusos del chico era veraz, y esa suele ser, como ha indicado el padre del joven, «la principal prueba» de cargo en los procesos judiciales de casos de delitos sexuales y de abusos.

La familia de la víctima y sus abogados analizan la posibilidad de llevar a Goyarrola y al colegio a los tribunales, después de que ayer aseguraran públicamente que no iban a pedir perdón por los hechos que la sentencia relata que ocurrieron en ese centro escolar.

El padre del joven ha reprochado al centro que no ejerciera su obligación de vigilar y proteger a los menores a su cargo para impedir situaciones de acoso o de abusos, como las que sufrió su hijo durante dos cursos escolares, cuando tenía 12 y 13 años.

Pero además ahora, el padre ha denunciado «los ataques a la integridad y al honor a una víctima» y ha considerado «una falta de responsabilidad de Goyarrola relacionar su testimonio de abusos sexuales cuando era menor, con un problema psicológico, y que lo haga alegremente sin ser experto».

«La sentencia es impecable y está asentada en innumerables pruebas, aunque Goyarrola no la haya entendido», ha opinado el progenitor al tiempo que se ha felicitado porque esa resolución, puede ayudar a otras víctimas de ese tipo de delitos.

Leer más

El estatuto de la víctima del delito recoge de manera expresa la protección de quienes han sufrido delitos sexuales para evitar su doble victimización durante el proceso penal y evitar que se le ataque y desacredite como ha ocurrido en este caso, ha concluido el padre del joven.

 

Fotos

Vídeos