Boris Johnson y trece más

Boris Johnson./AFP
Boris Johnson. / AFP

La carrera para sustituir a May es un proceso escurridizo en el que raramente gana el favorito

ÍÑIGO GURRUCHAGACorresponsal. Londres

Catorce políticos conservadores componen la lista de la BBC de candidatos para sustituir a Theresa May. Ocho votaron en junio de 2016 por la marcha británica de la UE, cinco por la permanencia y una votó por el 'in' pero ahora votaría por el 'out'. Algunos han manifestado su deseo de presentarse a la elección, otros lo han sugerido sin confirmar sus intenciones.

Tras la purga de la lista antes del 10 de junio, cuando las conversaciones con colegas de los escaños convenzan a unos cuantos de que no tienen ninguna posibilidad de ser elegidos y de que es mejor para su futuro apoyar a un candidato que puede ser el próximo primer ministro con poder para repartir carteras ministeriales, su primer paso será cautivar a otros diputados.

LA CLAVE

La alternativa.
El exalcalde de Londres es popular por su visibilidad mediática y se le considera el mejor rival para Corbyn

Según un cálculo del diario 'Financial Times' en 2017, de los 317 miembros del grupo parlamentario conservador 176 votaron por la permanencia en 2016. En las arenas movedizas de la política británica actual, es posible que esa mayoría se haya reducido. Los candidatos que votaron por el 'out' tienen que superar ese obstáculo antes de confiarse a la marea 'brexiter' entre miembros del partido.

La última palabra la tendrán unos 124.000 miembros del Partido Conservador, tercero en número de afiliados, por detrás de laboristas e independentistas escoceses del SNP. Diversos sondeos dan estas cifras. El 71% de los afiliados y el 61% de sus votantes optaron por la marcha de la UE. El 76% de los afiliados quieren ahora marcharse sin acuerdo. El 40% de los concejales del partido apoyan al profeta 'brexiter', Nigel Farage.

Boris Johnson es el favorito de los medios y de las casas de apuestas. El exalcalde de Londres conecta con el culto de los británicos por el humorista y en especial por la parodia del personaje de clase alta, desastrado y orador en latín, con una larga tradición que incluye, como ejemplos universales, a Bertie Wooster en las novelas de P. G. Woodehouse o a los populares cómicos de Monty Python.

Incesante ambición

Johnson decidió en el último minuto sumarse a la campaña del 'out', convencido por el impacto de la marea legislativa de la Unión Europea en la soberanía de Reino Unido o por su incesante ambición de ser primer ministro. Al mismo tiempo, su trayectoria es la de un 'one nation 'tory'', identificado con una tradición de política conservadora preocupada por la cohesión social.

Es popular por su visibilidad mediática pero, en las conversaciones cultas, es señalado como el líder idóneo para imponerse al laborista Jeremy Corbyn en unas elecciones o para perpetrar la traición a los 'brexiters' que desemboque en un compromiso con la UE tras confirmar a los gestores de Bruselas, donde creció y fue corresponsal, que la única alternativa es la marcha sin acuerdo.

Dominic Raab, que dimitió como ministro del 'brexit' tras la publicación del Acuerdo de Retirada, representa a la nueva generación fiel al legado de Margaret Thatcher, que proyecta un Reino Unido fuera de la UE, compitiendo mediante políticas desreguladoras y de baja fiscalidad. Andrea Leadsom, Liz Truss (conversa del 'in' al 'out'), Esther McVey y Pritti Patel se alinean en el mismo campo ideológico, con atractivos variados (geográficos, étnicos o de género)

Michael Gove ha sido un fiel sirviente de May tras la supuesta traición a Johnson, por presentarse como candidato tras la dimisión de David Cameron cuando había apoyado hasta la víspera a su íntimo colega de la campaña por la marcha. Es un político astuto, con prestigio en la gestión de algunos ministerios y con enorme rechazo más allá de votantes conservadores por sus reformas en Educación.

Dos ministros del Gobierno de May, el de Exteriores, Jeremy Hunt, y el de Interior, Sajid Javid, han desvelado una ambición oportunista aceptando el 'brexit' y cin otras decisiones, pero pueden atraer, como la de Trabajo y Pensiones, Amber Rudd, y Matt Hancock, de Sanidad, con menos posibilidades que los primeros, al voto de partidarios de la permanencia para entrar en la segunda fase.

Rory Stewart, que quiere unir a la nación en torno a un 'brexit' similar al de May, sir Graham Brady, que ha salido del anonimato por su presidencia del Comité 1922 de parlamentarios que ha contribuido a la dimisión de May, y especialmente Penny Mordaunt, sobria ministra con raíces en la Inglaterra profunda, son los 'outsiders' que podrían deparar una sorpresa.

Más información