Entrevista

Jorge Buxadé: «El PP y el PSOE no defienden en la UE los intereses de España»

Jorge Buxadé./Óscar Chamorro
Jorge Buxadé. / Óscar Chamorro

El cabeza de lista de Vox a las elecciones europeas asegura: «Estamos en contra de los estados federados de Europa

Ramón Gorriarán
RAMÓN GORRIARÁNMadrid

Jorge Buxadé (Barcelona, 1975) encabeza la lista de Vox para el Parlamento Europeo con un discurso rotundo y claro: no a esta Unión Europea, tolerancia cero con la inmigración ilegal, no a la armonización fiscal, reforma de la euroorden y no alineamiento con ninguna familia de la ultraderecha europea.

¿Cómo explica que Vox, que no comparte el proyecto de integración europea, se presente a las elecciones al Parlamento Europeo?

Estamos en contra de la deriva de la integración europea en los últimos años. Hay varios caminos para avanzar y la Comisión Europea detalló cinco posibilidades en 2017. Una de ellas es el federalismo, los estados federados de Europa, que es la que defienden PSOE, PP y Ciudadanos. Pero también se puede ir a la fórmula de las dos, tres o cinco velocidades para que los estados cooperen y no haya un Gobierno de Bruselas que se impone sobre los estados, que es la que nosotros estamos defendiendo.

¿No aceptan que la Unión Europea reste soberanía a los Estados?

La UE resta soberanía con mecanismos no transparentes. Los eurodiputados de PP, PSOE y Ciudadanos nunca explican en España qué se aprueba en el Parlamento Europeo. Los españoles no conocen las directivas comunitarias hasta que se aplican en España, y la UE regula cuestiones que son competencias de los estados, como en educación.

¿Qué materia educativa ha regulado Bruselas?

Hay un montón de directivas en marcha.

¿En la UE, España primero?

España primero, siempre. Cuando España entró en la UE no transfirió soberanía. La UE no es un estado soberano, pero por la puerta de atrás nos cuelan directivas y reglamentos que afectan a las competencias de los estados.

¿Qué mano negra organiza eso?

No soy de manos negras. En las modificaciones de los tratados al principio se avanzaba por unanimidad, pero en las últimas reformas se ha pasado a las mayorías. Ahí el eje franco-alemán impone criterios y hay una sumisión de la mayoría con la que no estamos de acuerdo.

La unanimidad es más lenta

Pero más segura.

¿Su tolerancia cero con la inmigración ilegal es la expulsión inmediata de los que llegan en patera o saltan la valla?

Por supuesto. Hay que aplicar la ley de extranjería.

Sin ningún tipo de consideración humanitaria antes de ordenar la expulsión.

La ley ya prevé los supuestos humanitarios.

¿Y pena de cárcel para quienes ayuden a los inmigrantes ilegales?

Hay mafias de trata de seres humanos y esto es un delito. Defendemos que en esos casos se endurezcan las penas de prisión.

¿Me refería a las ONG?

Las ONG si colaboran con actos ilegales tienen que dejar de recibir subvenciones de los estados y de la UE.

¿En España sobran inmigrantes?

Tenemos tres millones de parados. No sobran inmigrantes que hayan entrado de forma legal. Los ilegales deben ser devueltos a sus países.

¿Si no fuera por Puigdemont plantearían la reforma de la euroorden?

El caso de Puigdemont es el ejemplo más claro de que ese proceso de federalización es un fracaso. La euroorden se crea en 2002 y solo hay 32 delitos en el que los estados no verifican si ese delito encaja en su legislación. Que no estén ahí los delitos de sedición, rebelión o contra el orden constitucional es inconcebible. Los gobiernos del PSOE y del PP han tenido 17 años para proponer una reforma.

¿Cree que PP y PSOE han defendido bien los intereses de España en Europa?

No. PP y PSOE se alinean con los grupos popular y socialista y votan teniendo en cuenta los intereses ideológicos del grupo y no los intereses de España.

Tampoco están de acuerdo con la armonización fiscal en Europa

Sin duda. Está en la esencia de un estado poder decidir sus impuestos y si hay una armonización los estados van a perder esa capacidad.

¿En qué grupo europeo se integrará Vox?

No tenemos una decisión tomada. Va a haber una reordenación de los grupos, puede que haya nuevos.

Pero se sienten más cerca de Salvini o de Orbán, Le Pen, Wilders…

-Hay políticas de unos y otros con las que coincidimos. Por ejemplo, con las de control migratorio de Orbán.