Atlético de Madrid

Acto de rebeldía de Diego Costa, que se niega a entrenarse

Diego Costa es expulsado por Gil Manzano en el Camp Nou. /Reuters
Diego Costa es expulsado por Gil Manzano en el Camp Nou. / Reuters

El delantero hispano-brasileño responde con un reto al expediente sancionador que le ha abierto el Atlético por su expulsión en el Camp Nou y los ocho partidos de castigo

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

Diego Costa se negó este jueves a entrenarse con el Atlético de Madrid, después de que el club rojiblanco le comunicase el día anterior que le ha abierto un expediente sancionador por su expulsión en el Camp Nou y los ocho partidos de castigo que le impuso el Comité de Competición por insultar y agarrar a Gil Manzano. El delantero hispano-brasileño acudió por la mañana a la Ciudad Deportiva de Majadahonda, pero decidió no ejercitarse y protagonizar un acto de rebeldía que deja muy en el aire su futuro en el Atlético.

Diego Costa ni se entrenó con el grupo ni en solitario, ni sobre el terreno de juego ni en el gimnasio, sin sufrir problema físico alguno. El expediente incoado por el Atlético incluye una fuerte multa para el futbolista, lo que ha provocado la reacción de indisciplina de Diego Costa, a quien ha defendido públicamente en varias ocasiones Diego Pablo Simeone, que asegura contar con él para la próxima temporada.

«Costa es un animal que puede tener estas situaciones que nos han hecho sufrir en un partido como el del Camp Nou, cuando necesitábamos sus características. Pero yo no soy de los entrenadores que a partir de un episodio genere sensaciones negativas. Yo valoro el todo, y con Costa hay muchas cosas más positivas que negativas», aseguró el técnico argentino del Atlético en una entrevista concedida a Goal.com, antes de que el hispano-brasileño retase este jueves al club, que pretende imponer al jugador una sanción económica bastante elevada por su comportamiento en el Camp Nou. El equipo colchonero volverá a entrenarse este viernes, a partir de las 11:00 horas, para preparar el partido del sábado contra el Eibar y la duda es si Diego Costa, que no podrá jugar contra el conjunto guipuzcoano, mantendrá o no su posición de fuerza y saltará al césped a ejercitarse.

Simeone comparecerá ante la prensa tras la sesión preparatoria en la Ciudad Deportiva de Majadahonda y deberá hablar del 'caso Costa', después de que el delantero haya tensado la cuerda y su relación con los dirigentes rojiblancos se haya complicado demasiado.

Diego Costa, aparte de ser sancionado por Competición con ocho encuentros (cuatro por decirle a Gil Manzano: «Me cago en tu puta madre» y otros cuatro por «producirse con violencia leve hacia los árbitros»), también fue castigado por el primer tribunal federativo con un par de multas de 3.005 euros por sendas infracciones graves, mientras que al Atlético se le impusieron dos de 1.400 euros por la actitud del futbolista.

La sanción fue ratificada por el Comité de Apelación, y el Atlético aseguró que recurriría también al Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) para intentar rebajarla. Con contrato en vigor hasta 2021, el hispano-brasileño ya forzó su marcha del Chelsea para regresar al equipo rojiblanco, donde, aparte de verse lastrado por las lesiones, ha acrecentado su carácter polémico.