larioja.com
Lunes, 20 octubre 2014
claros
Hoy 12 / 25 || Mañana 13 / 24 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
El 'Cachetero' puso ayer el punto final a más de un siglo de gastronomía en la calle Laurel

LOGROÑO

El 'Cachetero' puso ayer el punto final a más de un siglo de gastronomía en la calle Laurel

El mítico restaurante sirvió ayer su última cena 103 años después de que lo fundaran Silviano Arechinolaza y Ezequiela Barrio

30.12.12 - 00:09 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El restaurante 'Cachetero' cerró ayer sus puertas. La jubilación de Pilar Sábado, la gran cocinera y alma máter de la casa, ha precipitado la despedida de un espacio gastronómico fundado por Silviano Arechinolaza y Ezequiela Barrio a principios del siglo pasado y que ayer vivió sus últimos compases. «La comida fue especial porque contamos con clientes de toda la vida, como un señor que viene desde hace mucho tiempo todos los sábados del año a almorzar. La noche ha sido distinta, hemos cenado los de la casa y cuatro mesas que teníamos reservadas hace tiempo». Así explica sus sensaciones Diego Arechinolaza, hijo de Pilar, y que junto a su hermana Silvia ha llevado las riendas de una casa que este mismo año ha sido premiada por la Federación Española de Hostelería como ejemplo de una familia dedicada al mundo de la restauración a lo largo de cuatro generaciones: los bisabuelos Silviano y Ezequiela; los abuelos Mario y Blanca, y sus padres, Silviano y Pilar.
'Cachetero' no cierra por la crisis ni porque las cosas fueran mal como negocio: «Mi madre se ha jubilado y nosotros queremos llevar otro tipo de vida. Es más, tenemos varias ofertas para que el restaurante continúe en otras manos y es posible que esto sea un punto y seguido, pero habrá que esperar», explica Diego Arechinolaza.
El joven cocinero tiene muy claro la importancia que ha tenido este local en la vida logroñesa: «Soy consciente del legado de mi familia, del esfuerzo de mis padres y es un honor llevar a esta casa en el corazón. Hubo un momento que tuvimos que tomar una decisión, pusimos en la balanza las cosas y hasta aquí hemos llegado. En mi caso tengo dos hijas y quiero disfrutar con ellas de cosas que hasta el momento me han sido imposibles».
Silvia, la hermana de Diego, acaba de abrir 'Cachetero Tapas' al lado del 'Sebas': «Hacemos un pequeño recorrido por platos míticos de nuestra casa en otro formato, ahí están las patitas, el bacalao ajoarriero, los caparrones y el pollo con fritada».
Diego Arechinolaza destaca el impulso que dieron sus padres al restaurante: «Mi padre falleció pero le dio un carácter muy especial a la casa. Y mi madre renovó toda la cocina con un toque suyo muy especial y con una dedicación absoluta a su trabajo. Ella ha sido feliz cocinando y una persona que nos ha transmitido todo su amor por el trabajo y por la cocina tradicional de La Rioja, a la que le dio un toque realmente especial. Ella era el alma de este restaurante».
'Cachetero' abrió sus puertas el 24 de febrero de 1910; es decir, que ha estado más de cien años al pie del cañón como uno de los grandes restaurantes de Logroño. De esto dan fe sus paredes, repletas de imágenes de toda suerte de personajes que han pasado por su comedor: Jacinto Benavente, Hemingway, Anthony Quinn, Celia Gámez, Miguel Delibes, o toreros como Antonio Ordóñez y Luis Miguel Dominguín. Con su cierre se va una parte de la historia gastronómica de La Rioja.
En Tuenti
El 'Cachetero' puso ayer el punto final a más  de un siglo de gastronomía en la calle Laurel
Los hermanos Diego, Silvia (centro) y Pilar Arechinolaza, con sus hijas, ayer, último día de apertura de 'El Cachetero'. :: DÍAZ URIEL
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.