La Rioja

«Intento que la gente se acerque a la ópera con la misma actitud que al cine o al teatro»

Ramón Gener estuvo al frente de programas como 'This is Opera' (TVE) y 'Òpera en texans' (TV3). ::
Ramón Gener estuvo al frente de programas como 'This is Opera' (TVE) y 'Òpera en texans' (TV3). :: / E.C.
  • Notas y sentimientos ponen el fondo musical a su último libro, 'El amor te hará inmortal'. Gener lo presenta hoy en el Aula de Diario LA RIOJA-UNIR

  • Ramón Gener Barítono, pianista y divulgador musical

Las tres diosas del Destino -Cloto, Láquesis y Átropos-, acompañan a Ramón Gener en su último trayecto literario, un viaje a través del espacio y del tiempo, de la música y de sus protagonistas, que le ha ayudado a sobrellevar el duelo por la muerte de su padre. Un viaje, también interior, en el que el autor coincide con Ravel, Verdi, María Callas, Toscanini, Farinelli, Brahms, Puccini, Berlioz.... personas todas ellas abrumadas por sus mismos sentimientos.

'El amor te hará inmortal' es el resultado de esta lección musical y vital que hoy presenta en el Aula de Cultura Diario LA RIOJA-UNIR, en el Centro Ibercaja de Portales a partir de las 20.00 horas.

Resulta curioso que la música, algo que para usted es la vida, le haya ayudado a entender y sobrellevar la muerte.

Sí, la muerte es una de las partes más importante de la vida. Yo encuentro respuesta a todas las cosas en la música y, en este caso, se trataba de que las Moiras me llevaran de viaje para intentar encontrar a esas personas del mundo de la música que en algún momento de su vida han pasando lo mismo que yo y ver cómo han resuelto sus problemas. Pero en realidad no se trataba de resolver mis problemas por la muerte de mi padre, sino por todos los padres del mundo y por los sentimientos que todos tenemos. Porque ante las cosas que de verdad importan en la vida, todos reaccionamos y sentimos del mismo modo.

Aunque este libro le ha llevado a sobrellevar el duelo por el fallecimiento de su padre, no creo que sea el único argumento para leer 'El amor te hará inmortal'.

Naturalmente que no. Al final es un viaje y se puede leer como cualquier libro de viajes. Y como dijo Rilke, el único viaje posible en el mundo es el viaje interior, el resto son anécdotas.

De niño empezó a escuchar ópera y música clásica gracias a su madre, pero curiosamente es a su padre a quien acaba dedicando este libro lleno de música.

Las cosas van como van y se trataba de él, de hacer este viaje y de llegar a un final.

Los personajes que asoman a lo largo de las páginas del libro ¿han ido apareciendo de forma natural o ha tenido que buscarlos?

Lo primero que hice fue una lista de mis sentimientos: aislamiento, dolor, alivio, culpabilidad, castigo... y, una vez ordenados, se me ocurrieron millones de personas e historias para cada uno de ellos. Al final eliges por afinidad personal, como el caso de Verdi, a quien tengo un especial cariño, o María Callas o Toscanini, Joaquín Rodrigo, Clara Schumann, Brahms, Berlioz... personas a las que te sientes más cercano.

Dada su erudición sobre la ópera y la música, ¿ha aprendido algo nuevo sobre estas personas mientras indagaba en sus vidas?

Bueno.. no sé... sé bastantes cosas de ellos porque soy un 'friki' que se pasa la vida leyendo y estudiando Historia, Filosofía, Música... y al final lo más bonito de la vida no es la música sino las personas. Lo más maravilloso de haber ido a ver a María Callas (acude a su apartamento parisino en su momento más decadente y refugiada en sus sueños sobre Onassis) no fue ver a la gran artista, sino a la mujer. Lo maravilloso de visitar a Verdi (lo hace cuando era un joven y aún desconocido compositor que acababa de perder a su mujer y a sus dos hijos) no fue ver al autor de 'La Traviata', sino a una persona destrozada que acaba encontrando un puente que le devuelve a la vida.

¿Por qué en este viaje se deja guiar por las Moiras? ¿Por qué tiene tanto peso la mitología?

Yo fui a un colegio muy religioso y cuando intentaron inculcarme una serie de enseñanzas muy estrictas me rebelé y empecé a leer mucho sobre todo lo que tiene que ver con las religiones y la historia de las religiones. Leí sobre todas las mitologías y empecé a estudiar sobre los griegos y romanos, sobre los aztecas, los hindúes, los mesopotámicos, los nórdicos y todas esas sagas mitológicas. Al final, la que me resultaba más cercana era la mitología griega, donde todo está explicado desde hace ya 5.000 años. Cuando se trata de sentimientos y de las personas, te das cuenta de que siempre hay una historia griega que lo explica todo, y me gustaba el juego de poder mezclar todas esas cosas.

En esa mezcla también incluye a muchos músicos contemporáneos.

Sí, la música nunca es buena o mala porque sea de antes o de ahora, sino por lo que es. Quiero decir que Justin Biebers ha habido siempre y habrá siempre, de igual modo que siempre ha habido y habrá Beethovenes.

¿Cree que el ser barítono y pianista explica su virtuosismo como comunicador musical o es una cualidad innata?

No es mérito mío. Por casualidades de la vida, un día me puse a hablar sobre la música e inicié este camino al margen de la interpretación. Simplemente me subo al escenario con mi piano y hablo, a la gente le gusta y yo me lo paso muy bien. No tiene ningún mérito, es una cosa que los dioses decidieron regalarme.