Las entrañas de Viguera

Viguera . : /L.R.
Viguera . : / L.R.

Jonás Sainz
JONÁS SAINZLogroño

Siguiendo los carteles que indican 'Chorrones de Peña Puerta', poco antes de llegar a Viguera o ya desde la plaza del pueblo, se puede continuar en coche por sendas carreteras asfaltadas que convergen en la cantera de yeso. Hay que atravesarla (con precaución y siempre en dirección al paredón de Peña Puerta, no confundir con la pista que sube hacia la derecha) y dejar el coche en el cruce con la pista de tierra que da acceso a una sencilla área recreativa vallada. Desde ahí, una senda muy visible gana altura y vadea el arroyo de Madre. En un paseo corto, de quince a veinte minutos minutos, sin más dificultad que el barro o el hielo, lleva hasta el pie mismo del primer chorrón, un lugar donde cae la lluvia del torrente sobre un conjunto de piedras en un entorno encharcado y rodeado de hayas.

Castillo desde el puente.
Castillo desde el puente.

Otra posibilidad es coronar la crestas del farallón calizo por una ruta más larga que parte de la cantera por la ladera oeste. También se puede acceder desde las majadas de Cerroyera. Esta cumbre, así como Peña Saida, no queda lejos para el amante de la montaña. Y para los aficionados a la escalada, Peña Puerta es también una opción con vías abiertas y equipadas.