Santamaría arropará a Rajoy en la convención programática del PP

Soraya Sáenz de Santamaría, exvicepresidenta del Gobierno./Alberto Ferreras
Soraya Sáenz de Santamaría, exvicepresidenta del Gobierno. / Alberto Ferreras

La dirección de Génova posterga hasta el próximo congreso del partido el debate sobre la ley del aborto

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

Soraya Sáenz de Santamaría reaparecerá este viernes en el Partido Popular (PP). Seis meses después de su derrota ante Pablo Casado en el proceso de sucesión, la exvicepresidenta del Gobierno acudirá a la convención programática confeccionada por la nueva dirección del partido para su «rearme ideológico». Su asistencia está confirmada para esta primera jornada del cónclave y su intención es acompañar a Mariano Rajoy tras presenciar ambos en Sevilla la toma de posesión de Juanma Moreno como presidente andaluz.

Fuentes del PP daban por sentado que Sáenz de Santamaría se ausentaría de la cita. Retirada ya de la actividad política, entendían que no iba a querer situarse bajo los focos. Más aún sin haber recibido invitación expresa. A principios de semana, desde Génova se argumentaba que sólo los expresidentes del partido habían sido llamados de manera particular para participar. La cúpula, sin embargo, ha acabado por dirigirse a todos los miembros de los ejecutivos populares.

Quienes más confianza tienen con Sáenz de Santamaría apuntan que la coincidencia con Rajoy en la toma de posesión de Moreno facilita que desde Sevilla se traslade a Madrid simplemente para acompañar a quien fue su jefe de filas. No está previsto en ningún caso que tome la palabra en una convención que el equipo de Casado presenta como «el reencuentro» del PP tras el proceso congresual.

Sí lo hará Rajoy en un panel diseñado para repasar la aportación del PP en sus 30 años de historia. Será la suya una charla informal con la presidenta del Congreso, Ana Pastor, y sin ánimo, explican fuentes cercanas al exjefe del Ejecutivo, de acaparar protagonismo alguno. El formato no es el mismo que el diseñado para José María Aznar.

El primer presidente que llevó al PP al poder pronunciará un discurso el sábado por la mañana. Su intervención se plantea como uno de los platos fuertes de la jornada tras su ausencia de años en estas citas y tras romper relaciones en 2016 con el proyecto de Mariano Rajoy. Si los dos exdirigentes no coinciden el mismo días es, según fuentes de la dirección, por repartir los momentos de mayor expectación entre el viernes, el sábado y el domingo. A nadie se le escapa, sin embargo, que para ambos un acto conjunto habría resultado incómodo.

La refundación

Tres décadas después del nacimiento del PP, la pretensión de Casado es que Aznar conmemore la refundación del centro derecha. No es baladí. Él mismo detecta similitudes entre 1989 y 2019 con el espacio electoral del partido fragmentado y se propone como tarea aglutinar sensibilidades que van desde Ciudadanos a Vox.

Para Casado, la convención es el primer paso en la recuperación de señas de identidad. Algunos de los asuntos sobre los que la dirección quería fijar posición en este cónclave han quedado, sin embargo, postergados hasta el próximo congreso. Es el caso de la ley del aborto. Pese al compromiso que adquirió la cúpula del PP, eran muchos los cargos del partido que cuestionaban lo idóneo de abrir ese debate.