Rajoy lamenta el asesinato de Carrasco, «un acto cruel, inútil y absurdo»

Mariano Rajoy ofrece sus condolencias a Loreto Carrasco, hija de la víctima. /
Mariano Rajoy ofrece sus condolencias a Loreto Carrasco, hija de la víctima.

El presidente del Gobierno visita la capilla ardiente de la presidenta de la Diputación de León, donde ha permanecido una hora junto a familiares y compañeros de dirigente 'popular'

AGENCIAS LEÓN

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha lamentado el asesinato de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, que ha calificado de "acto cruel, inútil y absurdo", y ha señalado que siempre estará enormemente agradecido a esta dirigente política que le apoyó "en los momentos difíciles".

noticias relacionadas

Rajoy ha hecho estas declaraciones a los periodistas tras visitar la capilla ardiente de Carrasco, donde ha permanecido una hora acompañando a los familiares y compañeros de la también presidenta provincial del partido. "Una situación como esta es muy triste", ha dicho Rajoy, quien ha subrayado que ha acudido a León a expresar el "pesar, el sentir y el dolor" del partido. "Aquí estamos como creo que está toda la sociedad española", ha añadido.

Tras señalar que el asesinato de Carrasco "no tiene ningún sentido", Rajoy ha explicado que conocía "bien" a la dirigente popular, una mujer "competente, trabajadora, inteligente y tenaz", que dedicó su vida, "muchísimas horas", a la política. Ha recordado que ocupó la "difícil" cartera de Hacienda en el Gobierno autonómico y después desde la Diputación de León trabajó con una "enorme intensidad" y con una "gran generosidad". "En el Partido Popular la recordaremos siempre", ha continuado el presidente del Gobierno, quien ha subrayado que Carrasco fue siempre una mujer "muy ligada a estas siglas", que "amaba".

Y ha dedicado sus últimas palabras para hacer un agradecimiento personal a Carrasco. "Si me permiten, personalmente, a mí siempre me ayudó", ha señalado el jefe del Ejecutivo, quien ha destacado que la ayuda fue "en los momentos difíciles, porque en los fáciles ayuda cualquiera". Por eso, ha añadido, él siempre estará "enormemente agradecido" a Carrasco. "Qué descanse en paz", ha concluido Rajoy, quien tras estas declaraciones ha salido con el resto de dirigentes hacia la sede del PP de León, para expresar su cariño a los miembros del partido en la provincia y la Comunidad.

El jefe del Ejecutivo ha llegado al Palacio de los Guzmanes, sede de la Diputación, diez minutos antes del mediodía, y nada más saludar a las autoridades se ha quedado en la puerta del edificio para participar en el minuto de silencio. Han sido por tanto diez, y no uno, los minutos de silencio que Rajoy ha guardado junto al alcalde de la ciudad, Emilio Gutiérrez, el presidente castellanoleonés, Juan Vicente Herrera, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, entre otras autoridades, y que han concluido con un cerrado aplauso.