Ronda Sur de Logroño: luz verde al proyecto más esperado

Autorizada la licitación de las obras por un importe superior a 149 millones de euros | El proyecto consiste en la utilización de la autopista AP-68 entre Arrúbal y Navarrete como circunvalación de Logroño, libre de peaje

LA RIOJA

Luz verde a la licitación del contrato para la construcción de la Ronda Sur de Logroño, 'Autovía A-68. Tramo: Arrúbal-Navarrete', un proyecto muy esperado en la capital riojana.

El proyecto consiste fundamentalmente en la utilización de la autopista AP-68 entre Arrúbal y Navarrete como circunvalación de Logroño una vez libre de peaje, como alternativa al eje N-232-LO-20, con una amplia remodelación en cuanto a la implantación de nuevos enlaces y remodelación de los existentes, con el fin de mejorar su conexión con las Redes del Estado y la autonómica, constituyéndose asimismo en la futura Variante sur de la ciudad de Logroño.

Más

La actuación se encuentra recogida en el protocolo de colaboración firmado el pasado mes de mayo entre la Administración General del Estado y el Gobierno de La Rioja para mejorar la funcionalidad y movilidad del corredor viario formado por la autopista AP-68 y la carretera N-232.

La longitud del tramo objeto del proyecto es de 29 km y el presupuesto estimado de las obras alcanza los 149,3 millones de euros.

Características técnicas

El nuevo tramo de autovía, que aprovecha en su mayor parte el trazado actual de la AP-68, discurre con dirección este-oeste por los términos municipales de Murillo de Río Leza, Agoncillo, Arrúbal, Logroño, Villamediana de Iregua, Lardero, Navarrete y Fuenmayor.

El tramo de nueva A-68 se contempla libre de peaje por lo que el proyecto contempla la construcción de dos nuevas áreas de peaje troncales que se ubicarán en los p.k. 150,5 y 122 de la AP-68.

Se diseñan o remodelan un total de 8 enlaces Conexión 1

El tramo tiene su origen en el Km 386,5 de la N-232, punto a partir del cual se definen los ejes que la enlazan con el tronco de la actual autopista AP-68.

2 Enlace de Arrúbal

a la altura del p.k. 2+600 del eje de la autovía (km 146,7 de la AP-68).

3 Enlace de Agoncillo

a la altura del p.k. 5+900 (p.k. 143,3 de la AP-68), donde se plantea únicamente la eliminación del área de peaje actual, así como la remodelación de la intersección existente en el enlace con la N-232.

4 Enlace de Recajo

en el p.k. 10+700 (p.k. 138,2 de la AP-68).

5 Enlace con la LR-250

en el p.k. 17+750 (p.k. 131,3 de la AP-68), que permitirá además la conexión con el Hospital San Pedro y con el polígono Industrial La Portalada, así como con la zona este de Logroño a través del viario existente.

6 Enlace de acceso a Logroño y Lardero

/N-111, a la altura del p.k. 21+450, (p.k. 127,5 de la AP-68). El trazado actual de la N-111 en su cruce con la AP-68 se modifica para situar el nuevo enlace de acceso a Logroño y Lardero desde la nueva A-68.

7 Conexión 2

a la altura del p.k. 123 de la actual AP-68, a partir de la cual el trazado abandona las calzadas de la autopista para discurrir en nuevo trazado.

8 Enlace A-12/Variante de Fuenmayor

en el p.k. 29+171, coincidiendo con la actual conexión entre la autovía A-12 y la LO-20, se plantea el enlace final del tramo conectando con la N-232 en el inicio de la futura Variante de Fuenmayor.

Además, en el tronco de la autovía, en toda la longitud del proyecto y en cumplimiento de la normativa actual, se revisan y adecúan todos los elementos de señalización, balizamiento y sistemas de contención existentes y los despejes necesarios en curvas a efectos de garantizar la visibilidad. Asimismo, y dadas las características del firme actual de la AP-68 y el notable incremento de tráfico esperado, se proyecta un refuerzo del mismo en todo el tramo de actuación.

Se contempla la realización de 30 estructuras: 12 pasos superiores, 15 pasos inferiores, además de 3 muros de contención, siendo 2 de hormigón armado y 1 de escollera.

Se proyecta la reposición de 48 caminos agrícolas y se prevé la reposición del Camino de Santiago afectado por las obras en el último enlace para lo que se diseña un paso superior y dos pasos inferiores.

Se contemplan asimismo las medidas protectoras y correctoras para minimizar las afecciones ambientales de las actuaciones proyectadas.