El Ayuntamiento inicia el procedimiento para dar de baja a Ascalibre en el registro de asociaciones

Ascalibre se formó a finales del 2009 y principios del 2010 como oposición a los planes de traslado de la subestación de Marqués de Larios a una parcela municipal en Poeta Prudencio

Javier Campos
JAVIER CAMPOSLogroño

El Ayuntamiento de Logroño ha iniciado el procedimiento para dar de baja a la Asociación Cascajos Libre de Radiaciones Electromagnéticas (Ascalibre) por incumplimiento de las obligaciones establecidas en el artículo 29 del Reglamento Orgánico de Participación Ciudadana, una forma en la práctica de comprobar que siguen activas o, cuanto menos, formadas oficialmente.

El mismo establece que las entidades inscritas están obligadas a comunicar cualquier modificación sufrida dentro del mes siguiente y, en todo caso, la actualización del número de socios que se deberá realizar anualmente, advirtiendo (ya en el artículo 30) de que el incumplimiento de estas obligaciones dará lugar a la baja en el citado registro «mediante la tramitación del oportuno expediente con trámite de audiencia previa a la entidad interesada». Así pues, la asociación está en plazo de responder, con lo que puede alegar y ser reactivada en cualquier momento. En caso contrario siempre podrá ser creada de nuevo.

Tal circunstancia fue puesta de manifiesto por el concejal del PR+ en el Ayuntamiento de Logroño, Rubén Antoñanzas, en pleno debate de la última moción sobre la subestación. Se da la circunstancia de que Ascalibre se formó a finales del 2009 y principios del 2010 como oposición a los planes de traslado de la subestación de Marqués de Larios a una parcela municipal en Poeta Prudencio y fue especialmente beligerante cuando gobernaban PSOE y PR con Tomás Santos a la cabeza. Su acción, de hecho, llevó al entonces bipartito a paralizar un traslado ya en marcha a escasos 150 metros, donde se iba a soterrar. Y de Ascalibre nunca más se supo hasta finales del 2016, cuando volvió a alzar la voz tras la moción presentada por PSOE y Cs para el soterramiento de la instalación eléctrica en el PERI Ferrocarril.

A la asociación siempre se le ha visto como una entidad en la órbita del PP y desde sus comienzos el PSOE ya advirtió de que «en su junta hay gente ligada al PP, alguno incluso aparece en las fotos del 'Convecinos' del grupo municipal popular».