Acciona y Aquaterra construirán la ronda sur por 111,8 millones de euros

Acciona y Aquaterra construirán la ronda sur por 111,8 millones de euros

La unión temporal de empresas que ha resultado adjudicataria de la obra reduce así el presupuesto de la licitación en el 25 por ciento

María José Lumbreras
MARÍA JOSÉ LUMBRERASLogroño

La unión temporal de empresas (UTE) formada por las firmas madrileñas Acciona Construcción y Aquaterra Servicios Infraestructuras será la encargada de llevar adelante las obras de la futura Ronda Sur de Logroño en un plazo de 44 meses. La plataforma de contratos del Estado anuncia la adjudicación de la actuación por una cuantía de 111.824.540 euros, una cantidad que rebaja el importe de licitación en más de 37,5 millones de euros. Las obras, según fuentes de la Delegación del Gobierno, podrían empezar desde octubre

Los motivos de la elección, según el anuncio de adjudicación hecho público, se resumen en que es «la oferta más ventajosa». La fecha del acuerdo es la del miércoles, 11 de septiembre, mientras que ahora hay quince días hábiles para formalizar la operación.

En el proceso de análisis de la docena de ofertas registradas, los expertos habían concedido a la propuesta finalmente elegida 96,56 puntos destacando, según pudo saber en aquel momento este medio, sus planteamientos en actuaciones ambientales, de I+D+i y de minimización del impacto a los usuarios. En el aspecto económico, la UTE madrileña planteaba un presupuesto inferior en el 25,1% por debajo a lo establecido en el expediente de licitación, los 149,33 millones, si bien ésta no ha sido la oferta más baja. La propuesta de menor cuantía fue la de la madrileña Obrascón Huarte Lain (105,70 millones) y, la más alta es la de una UTE integrada por las madrileñas Ortiz Construcciones y Proyectos, y Construcciones Rubau, y la valenciana Levantina Ingeniería y Construcción, que planteó acometer las obras por 130,17 millones de euros, el 12,83%.

El nuevo tramo de autovía, que aprovecha en su mayor parte el trazado actual de la AP-68, como alternativa al desdoblamiento de la N-232, discurre con dirección este-oeste por los términos municipales de Murillo, Agoncillo, Arrúbal, Logroño, Villamediana de Iregua, Lardero, Navarrete y Fuenmayor. El tramo de nueva A-68 se contempla libre de peaje por lo que el proyecto incluye la construcción de dos nuevas áreas de peaje troncales y entre un punto y otro se diseñarán o remedarán un total de 8 enlaces –dos conexiones, las de inicio y final, y seis enlaces en Arrúbal, Agoncillo, Recajo, LR-250, Logroño y Lardero/N-111 y A-12/Variante de Fuenmayor–.

El proyecto que convertirá la autopista AP-68 entre Arrúbal y Navarrete en circunvalación de la capital de La Rioja una vez libre de peaje salió a concurso en enero con un presupuesto base de 149,33 millones de euros y un plazo de ejecución de tres años y ocho meses –inicialmente se habló de 42 meses pero al final serán 44–.