Daños en las viñas en Entrena, Azofra y Hormilla

Viñedos en Lapuebla de Labarca en una viña que ayer tuvo ramas y racimos bajo el agua. / Sonia Tercero

La Consejería adelanta ya daños por el pedrisco, aunque aún están pendientes de evaluar

LA RIOJALogroño

La tormenta de piedra caída en la tarde de ayer, lunes, en los términos de Azofra, Entrena y Hormilla ocasionó daños en el campo, fundamentalmente viñedo, que están pendientes de ser evaluados, según datos facilitados hoy a Efe por la Consejería de Agricultura.

Además de esta zona, la tormenta descargó unos 30 litros en el término de Logroño y alrededores, que solo fueron precipitaciones y que, por tanto, exigen a los viticultores estar vigilantes porque el agua caída puede comprometer la evolución madurativa del viñedo desde el punto de vista sanitario.

La tormenta, salvo en Azofra, Entrena y Hormilla, que descargó en forma de piedra, en el resto de la comunidad, en especial, Logroño, se saldó con agua.

En la actualidad, el viñedo está en fase de culminar su proceso de maduración y cualquier inclemencia meteorológica, en especial, la lluvia, puede comprometer esta fase final en lo referente a la sanidad del fruto.

 

Fotos

Vídeos