Las atenciones de Proyecto Hombre repuntaron en 2018

La organización atendió a 421 usuarios el pasado año

Luis J. Ruiz
LUIS J. RUIZLogroño

La memoria de Proyecto Hombre del 2018 es clara: el número de atenciones volvió a repuntar. No solo eso. También ha variado el perfil de los usuarios lo que, de manera paralela, ha obligado a la entidad a reorientar esfuerzos y modificar y personalizar sus programas.

Luis Lleyda y David García, presidente y director de Proyecto Hombre en La Rioja, respectivamente, explicaron que durante el año pasado atendieron a 421 usuarios (el 75% más que en el 2013) y que frente a la realidad de antaño, ahora «son personas normalizadas, con sus familias, con un trabajo reconocido pero que en un momento se ven superados por sus diferentes adicciones».

Eso ha hecho, dijo García, que el programa ambulatorio adquiera protagonismo, al que asistieron 191 personas, de las más del 70% convivía con su familia e hijos. «El perfil del usuario es el de un hombre (el 86% de los atendidos) de entre 21 y 40 años (el 54%) que llega con un problema con el cannabis (28%), los estimulantes (27%) y el alcohol (26%)», completó el director, que hizo un llamamiento «a la reflexión a todas las personas que banalizan el consumo de alcohol y del cannabis».