El Gobierno de Londres da el primer paso para extraditar a Assange a Estados Unidos

Julian Assange. /Reuters
Julian Assange. / Reuters

El ministro de Interior certifica las dieciocho acusaciones enviadas por Washington, que ahora deberá analizar la Justicia

ÍÑIGO GURRUCHAGACorresponsal. Londres

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, conocerá este viernes en un tribunal de Londres los cargos completos por los que Estados Unidos quiere su extradición, en el inicio formal de un largo proceso ante los jueces británicos. El Departamento de Justicia americano remitió esta semana al Gobierno británico una petición de envío que incluye 18 cargos y la documentación sobre las pruebas.

El ministro británico de Interior, Sajid Javid, fue preguntado sobre el caso en un programa de radio de la BBC y confirmó que ha certificado la demanda. La certificación consiste en comprobar que está conforme en fondo y forma con las exigencias de la ley, en este caso con el Tratado de Extradición entre los dos países que entró en vigor en 2003.

La Orden Europea de Detención y Entrega también exige una certificación del país que recibe la solicitud antes de que sea presentada en el tribunal que verá la causa, pero el tratado bilateral entre Washington y Londres, como el viejo Convenio Europeo de Extradición, reserva al Gobierno el poder de dar el visto bueno al final del proceso judicial.

Remember Pinochet

En el caso de la demanda de extradición del dictador chileno, Augusto Pinochet, en 2000, el entonces ministro británico de Interior, Jack Straw, renunció finalmente a enviarlo a España por motivos de salud, tras el veredicto favorable del Tribunal de los Lores, ya desaparecido. Ese poder ya no existe en la orden europea. Javid, o quien dirija su ministerio al final del procesamiento, tendrá también que dar el visto bueno al envío de Assange, si los tribunales británicos lo han sentenciado así.

La confirmación por Javid de la firma trivial de la demanda, que debe ser motivada por delitos que tengan una pena mínima de un año de cárcel o por intentos de cometer tales delitos, llegó acompañada de su expresión de extrañeza- en la misma entrevista de la BBC- por no ser invitado al banquete real en honor de Donald Trump, como responsable de una de las grandes carteras del Estado.

Assange comparecerá por videoconferencia desde la cárcel de Belmarsh, donde está ingresado desde su detención, en abril, en la Embajada de Ecuador. Hasta ahora solo conoce la acusación de haber conspirado para facilitar la penetración de un archivo del Gobierno americano. En la vista, ya planeada, las partes y el juez acordarán el calendario inicial de un caso con gran interés nacional e internacional, que se prolongará probablemente durante más de un año.