¿Peinado o despeinado?

¿Peinado o despeinado?

Lograr naturalidad sin que quede encrespado, enmarañado o lucir un cabello teñido con efecto raíz no es cosa de la casualidad

Inmaculada González
INMACULADA GONZÁLEZLogroño

Cada vez es más habitual apostar por la naturalidad tanto en las pasarelas como en la calle y en el día a día... y esa naturalidad no sólo se refleja en un maquillaje discreto y neutro sino también en llevar un peinado donde no se note toda la elaboración que hay detrás para conseguir una melena pulida o alborotada que refleje sencillez y un aire desenfadado.

Lo que es cierto es que para lucir un cabello con efecto despeinado, alocado e incluso un moño o recogido medio deshecho hay mucho más trabajo detrás del que pensamos. Lograr esa naturalidad sin que quede encrespado, enmarañado o lucir un cabello teñido con efecto raíz no es cosa de la casualidad y prueba de ello es el trabajo que se lleva a cabo en el backstage o tras los focos de las cámaras.

Eso sí, para los peinados «de estar por casa» para todas las mortales, la clave está en no complicarnos la vida e invertir en buenos productos que ayuden a mantener el cabello hidratado y a raya para evitar ese efecto encrespado que tanto detestamos y saber qué tipo de corte favorece más a nuestro rostro. Las medias melenas suelen ser un acierto y con un simple toque de espuma y secador podemos lograr unas ondas surferas que poco tendrán que envidiar a las que vemos en las pasarelas.

Una coleta baja con raya en medio o al lado también puede ser la opción perfecta para lucir un cabello de 10 para casi cualquier ocasión así como apostar por un corte masculino que no requiera apenas trabajo de cepillo y secador.

Este otoño-invierno además jugamos con la ventaja de que se llevarán multitud de complementos para el cabello como bandanas, boinas, gorras y sombreros que nos ayudarán en la tarea de llevar siempre una melena de 10.

Temas

Moda
 

Fotos

Vídeos