Unas listas para Europa con la mirada en España

Unas listas para Europa con la mirada en España

El Parlamento Europeo no consigue conectar con los intereses de la ciudadanía por su limitada capacidad legislativa

Ramón Gorriarán
RAMÓN GORRIARÁNMadrid

Las elecciones europeas en España soportan el mismo desdén ciudadano que en otros socios de la Unión. El debate comunitario no logra abrirse paso entre las preocupaciones políticas. En la campaña de las generales, los candidatos no dedicaron ni medio minuto a hablar de Europa a pesar de que las decisiones que se toman en la Comisión y en el Parlamento de Bruselas tienen una influencia creciente en la vida cotidiana, desde la eliminación de las bolsas de plástico o la supresión de la tarifa extra por el uso de teléfonos móviles fuera de las fronteras nacionales.

Su falta de capacidad legislativa en materia fiscal, en educación, sanidad o vivienda, los asuntos que más atañen a los ciudadanos, hace que se mantenga la imagen de institución poco útil para los intereses de la población.

¿Cuántas listas se presentan en España? Hasta 32 listas compiten por los 54 escaños que corresponden a España en el Parlamento Europeo. Se presentan 1.728 candidatos, aunque el 26 de mayo solo siete u ocho candidaturas verán coronados sus esfuerzos por el éxito.

¿Son muchos o pocos eurodiputados? El Parlamento Europeo tiene 750 representantes de los 28 miembros de la Unión. El Reino Unido, hasta que no se materialice el 'brexit' mantiene su presencia. España es el quinto país en número de representantes tras Alemania, Francia, Reino Unido e Italia.

¿Se vota a la vez en los 28 países? No. Holanda y Reino Unido celebrarán las elecciones el 23 de mayo; Irlanda, el 24; Malta, Eslovaquia y Letonia el 25; y el resto de países el domingo 26.

¿Qué fuerzas políticas se presentan en España? La relación de listas publicadas en el BOE es de lo más variopinto, con fuerzas sin ninguna posibilidad de obtener un eurodiputado, como el Movimiento Independiente Eurolatino (MIEL), Corriente Roja, Solidaridad y Autogestión internacionalista, Foro de Ciudadanos, Andalucía por sí, que compiten con las formaciones clásicas y también fuerzas menores.

¿Se presenta la extrema derecha? El partido de Santiago Abascal tendrá competencia en su espacio ideológico porque toda la ultrderecha franquista y falangista ha confluido en la candidatura ADÑ Identidad Española, que encabeza el histórico Ricardo Sáenz de Ynestrillas.

Se presentan 32 candidaturas con 1.728 aspirantes a un escaño en la Eurocámara

¿Quiénes son los favoritos? El PSOE se perfila como ganador, y obtendría según los sondeos del CIS y las proyecciones del Parlamento Europeo entre 16 y 18 escaños. El PP sumaría entre 11 y 12; Ciudadanos, ocho o nueve; Unidas Podemos, siete u ocho; y Vox, cuatro o cinco. Los nacionalistas en sus tres candidaturas llegarían a los cinco.

¿A qué grupos parlamentarios se adscribirán los españoles? Los elegidos tendrán que integrarse en alguno de los ocho grupos parlamentarios. PSOE y PP quedarán adscritos a sus respectivas familias europeas, Ciudadanos se enrolará en la Alianza de los Demócratas y Liberales por Europa, en el que también estuvieron en la legislatura pasada los independentistas catalanes de Carles Puigdemont, que fueron expulsados, y el PNV, que en estas elecciones tiene difícil renovar su escaño. Podemos se mantendrá en el de la Izquierda Unitaria Europea. Es una incógnita dónde recalarán los eurodiputados de Vox, aunque es probable que acabe en el grupo de Europa de las Naciones y las Libertades, del que ya forman parte los franceses de Marine Le Pen y los ultraderechistas holandeses de Geert Wilders.

¿Cuál es la correlación de fuerzas en la Eurocámara? En la última legislatura el grupo mayoritario fue el popular, con 217 eurodiputados, seguido del socialista, con 189. El de conservadores británicos y aliados tenía 74; el de los liberales, Alde, contó con 68; los Verdes, 51; el de los euroescépticos sumaba 42; la extrema derecha, 40, y había 18 diputados no adscritos a grupo alguno. Una correlación que cambiará en la próxima legislatura con el previsible crecimiento de los grupos euroescéptico y de la extrema derecha.