El Ibex recupera los 9.300 puntos con la ayuda de Inditex y Repsol y pese a la caída de Telefónica

Panel en la sede de la Bolsa de Madrid. /Zipi (Efe)
Panel en la sede de la Bolsa de Madrid. / Zipi (Efe)

El barril de Brent, de referencia en Europa, subía por cuarta sesión consecutiva, para colocarse cerca de los 80 dólares

CRISTINA VALLEJO

La sesión en el selectivo español ha sido bastante volátil. Volátil, en cuanto a que a los inversores les ha costado mucho decidirse entre las compras y las ventas y, por tanto, al indicador, decantarse entre los números rojos y los verdes. En todo caso, la oscilación del Ibex-35 se ha producido en una horquilla muy estrecha, entre los 9.250 puntos y los 9.300 puntos. Al cierre, gracias a un tirón de última hora daba un último cambio en los 9.306,8 puntos, lo que supone un avance del 0,24%.

El Ibex-35 se apoyó sobre todo en Inditex, que se disparó un 4,11%, después de presentar sus resultados del primer trimestre. Después se colocó ArcelorMittal, que ganó un 2,71%. Y a continuación, Repsol, que subió un 2,27%. Más de un 1% se anotaron Cie Automotive, ACS y Merlin Properties.

En rojo, Siemens Gamesa fue el peor, con un descenso del 2,45%. Después se situó Naturgy, también con una pérdida de un 2,43%. Endesa y Telefónica retrocedieron un 1,67% y un 1,62%, respectivamente. A la operadora le perjudicó una mala recomendación emitida por JP Morgan. Y ella fue la que frenó a todo el indicador español. Más de un punto porcentual retrocedieron también CaixaBank, Mediaseet, Cellnex, Red Eléctrica e Indra.

En la agenda económica de la sesión, contamos con la publicación de la producción industrial de la zona euro, que decepcionó. Pero, pese a todo, el grueso de los indicadores terminaron la jornada en positivo. Los mejores fueron el Cac 40 francés y el PSI-20 de Lisboa, que se anotaron un 0,92% y un 0,71%, respectivamente. El Ftse 100, el Ftse Mib de Milán y el Dax alemán ganaron alrededor de medio punto porcentual.

El dólar

En Estados Unidos, al cierre de la sesión, el Dow Jones sí estaba en verde: ganaba un 0,50%, mientras que el S&P 500 se dejaba un 0,18%, y el Nasdaq retrocedía cerca de un 0,40%. A medida que pasaban las horas, el comportamiento de los índices de Wall Street iba mejorando.

En el mercado de divisas, el euro ganaba posiciones frente al billete verde. La moneda comunitaria ganaba un 0,3%, hasta el nivel de 1,164 unidades. Ello, después de la publicación de datos de evolución de los precios de producción, que cayeron un 0,1% en agosto en tasa mensual, cuando se esperaba que subieran un 0,2%; en tasa interanual el avance ha sido de un 2,3%, por debajo del 2,7% que se esperaba.

A esta noticia se unió otra mucho más relevante que actuaba en el mismo sentido: The Wall Street Journal publicó que Estados Unidos propondrá a China otra ronda de conversaciones con China sobre las cuestiones comerciales: hay otra oportunidad a las negociaciones antes de que Donald Trump ponga en marcha aranceles sobre cifras multimillonarias en importaciones chinas y Pekín responda en sentido contrario.

Además de ver una caída en el dólar, el mercado también asistió a un leve retroceso de la rentabilidad del bono americano a diez años, que caía desde el 2,97% hasta el 2,96%.

En el Viejo Continente también observamos un descenso de los rendimientos de los bonos. El del título alemán retrocedió del 0,42% hasta el 0,41%.

La relajación de la tensión comercial, la caída del billete verde y la reducción de los tipos de los bonos desarrollados llevaron también a un descenso mucho más importante en las rentabilidades de los bonos emergentes. El del título brasileño a diez años emitido en dólares bajó desde el 6,20% hasta el 6,10%, el de su comparable argentino cayó por debajo del 10%.

Esa mejora de los tipos de los bonos estuvo acompañado de un rebote en las divisas emergentes. Así, al cierre de la sesión, la lira turca recuperaba un 1,27%, mientras que el peso chileno y el rublo ruso ganaban alrededor de un 0,9%. El real brasileño, por su parte, avanzaba un 0,4% con respecto al dólar.

De vuelta en el mercado de renta fija, la gran excepción en la corrección de los tipos fue Italia. El interés de su título a diez años subió levemente, rompiendo la tendencia de los últimos días. Ello porque el Movimiento Cinco Estrellas ha pedido que se destinen 10.000 millones de euros de los próximos presupuestos para el pago de la renta de ciudadanía. De lo contrario, la formación pedirá la dimisión del ministro de Finanzas del país. Se adivina posible conflicto con sus socios de Gobierno de la Liga, que en los últimos días habían prometido pragmatismo y respeto a la senda de reducción del déficit en línea con las directrices de Bruselas.

El barril de Brent

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, subía un 0,8%, hasta acercarse a los 80 dólares, niveles a los que se aproximó a finales de junio y a mediados del mes de mayo. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, avanzaba un 2,12% al cierre de la sesión, hasta los 70,72 dólares. No rebasaba los 70 dólares desde el 30 de julio. Ello, debido al impacto del huracán Florence en las costas de Estados Unidos. La onza de oro, mientras tanto, ganaba un 0,3% y superaba otra vez los 1.200 dólares la onza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos