FIEBRE EN LAS GAUNAS

La Jarra de Tempranillo

Jiménez posa con la 
Jarra de Clarete que 
logra el ganador del 
Open. :: europeantour/
Jiménez posa con la Jarra de Clarete que logra el ganador del Open. :: europeantour

Miguel Ángel Jiménez, primer español en ganar el Senior Open, festeja su éxito con la uva riojana

M. GLERA

Ya era hora de volver a ganar, será que el aceite de oliva y el Rioja me ayudan a mantenerme en todo lo alto», decía Miguel Ángel Jiménez tras su victoria en el Open de Hong Kong en noviembre del 2013. El malagueño estaba feliz, porque había puesto punto y final a dos años sin ganar un torneo de golf y, además, porque a sus 48 años y 318 días se convertía en el jugador más longevo en ganar un torneo del Circuito Europeo. Un año después, en el 2014, ganaría el Open de España.

Jiménez siempre ha sido un amante del Rioja. De hecho, es un amante de la buena vida, porque el placer es algo que mueve el mundo y el malagueño ha dado muchas vueltas por este mundo. «¿Cómo lo voy a celebrar? Con un poquito de tempranillo, con un poquito de zumo de uva», decía con ese gesto pícaro que no le abandona. Rioja, se supone, porque siempre está presente en sus grandes momentos.

Y es que ayer, Miguel Ángel Jiménez se convirtió en el primer español en ganar el Open Británico en categoría Sénior (para jugadores de más de 50 años). Treinta años después de que Seve Ballesteros levantará su puño al cielo para festejar su tercer triunfo en el torneo de los torneos. «Cuando Seve ganó en 1984, yo estaba en la mili», bromeaba ayer el 'Pisha'. Jiménez y Seve siempre estuvieron unidos. Y José María Olazábal, por supuesto. El vasco es otro amante de los vinos de Rioja. Jiménez y Olazábal han compartido muchas añadas, sobre todo en el árido Circuito Americano, donde eran de los pocos que renegaban de la vida monacal de la habitación del hotel y se iban a un restaurante a comer y beber un buen Rioja.

A Jiménez le gusta festejar sus éxitos con un vino de Rioja. Ayer sobraban motivos

Jiménez pasó por Logroño en el año 2006. Llegó para disfrutar de su gastronomía y de sus vinos, amén de para ganar el Campeonato de España de aquel año, que se jugó en El Campo de Logroño. Y brindó con Rioja por aquel triunfo. Un golfista atípico, alejado del gimnasio, que disfruta del vino, de los puros habanos y de un buen trago de whisky de malta. Y si es ahumado, tampoco le importa.

Una estrella cercana que regala 'riojitis' allá por donde va. Ahora, la DOC por excelencia del vino español, está unida a la mítica Jarra de Clarete que levantó Jiménez gracias al tempranillo. Cimentó su triunfo con un putt mágico en el hoyo 17 del Old Course de St. Andrews. A poco metros, en el green del 16 descansa una riojana de adopción, Mercedes Etchart, la gran dama del golf español. Bueno será brindar por ambos. Con un tempranillo de Rioja, claro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos