Especial Liga

Joao Félix ilusiona a un Atlético que mira a Neptuno

Joao Félix, con el dorsal '7', celebrando un gol./EFE
Joao Félix, con el dorsal '7', celebrando un gol. / EFE

El conjunto rojiblanco se ha reforzado bien, con Rodrigo Moreno como guinda del pastel, para paliar la marcha de figuras como Godín o Filipe Luis.

JONAY ANTÓNMadrid

Lo que más hay que valorar del Cholo Simeone es su gran gestión y capacidad para motivar a sus jugadores temporada tras temporada. Desde su llegada en diciembre de 2011, ha conseguido inquietar al dúo dominador del fútbol español en los últimos tiempos. A pesar de que el final de la pasada campaña se presentaba como algo traumático por la marcha de leyendas como Diego Godín, Juanfran y Filipe Luis, así como de piezas consolidadas como Antoine Griezmann, Rodrigo y Lucas, el club se ha reforzado bien en todas las líneas.

Con Oblak como figura indiscutible en la portería, en la defensa destaca la llegada de Mario Hermoso, que se postula como el jefe de la zaga. Sus 24 años le sitúan como uno de los centrales con mejor proyección del fútbol español. A esto hay que sumar a Felipe, excentral del Oporto que llega con 30 años pero que ha alcanzado su mejor versión en los últimos cursos. Dos centrales potentes, con autoridad, con buen remate de cabeza en jugadas a balón parado y que tienen calidad en sus botas. En el lateral izquierdo ha llegado el prometedor Renan Lodi, que, a pesar de su juventud, apunta a titular. Giménez, Savic y Trippier completan la seminueva guardia del Metropolitano.

La venta de Rodri fue un grave contratiempo para el Atlético, que ha sabido reponerse a esta baja de una manera excepcional. Las incorporaciones de Héctor Herrera, prácticamente fichado antes de iniciarse el mercado de traspasos, y el 'regalo' del Real Madrid, vendiendo a Marcos Llorente por 30 millones, permiten sumar a dos futbolistas que tienen todas las características esenciales del 'estilo Simeone'.

Ahora bien, la incorporación que más ilusiona a la afición colchonera es la del prometedor portugués Joao Félix. Procedente del Benfica, es el diamante en bruto que quiere pulir el Atlético. Un mediapunta transformado en segundo delantero que se caracteriza por su talento innato y su gusto por el juego de posesión y de distribución de juego. Un aspecto que quizás el aficionado rojiblanco echaba de menos desde la marcha de Diego Ribas.

Rodrigo, polvora más arriba

En la delantera, Diego Costa y Álvaro Morata tendrán otro punta contrastado con el que han compartido selección para pelear por un puesto en el once: Rodrigo Moreno, último fichaje. Costa vuelve a tener problemas físicos y no podrá estar en el debut liguero por lo que se espera que Rodrigo se adapte igual de bien al sistema como ha hecho Morata desde que llegó en enero. Además, Ivan Saponjic estará en la plantilla por si se le necesita, dispuesto a coger el rol de un Ángel Correa que finalmente aceptó irse al Milan.

En definitiva, un Atlético rejuvenecido, probablemente con menores egos dentro del vestuario y con gente de la casa como Koke y Saúl que van a poner orden en caso de torcerse las cosas. Ya lo avisó el capitán rojiblanco: «Simeone quiere ser más ofensivo y tener más el balón». Una temporada en la que los atléticos pueden soñar con visitar su lugar de celebración, la fuente de Neptuno.