Casillas: «Me gustaría jugar en Estados Unidos»

Iker Casillas. /
Iker Casillas.

El portero reconoce que probaría una aventura novedosa y diferente cuando en 2017 acabe su contrato con el club blanco

NACHO CASTAÑÓNMADRID

Iker Casillas podría seguir los pasos de ilustres como Beckham, Henry, Kaká, Raúl, David Villa o Frank Lampard y acabar su carrera en el emergente futbol estadounidense, donde la afición va en aumento, la presión es escasa y los dólares abundantes. El portero del Real Madrid reconoció en una entrevista a The Wall Street Journal que le gustaría «jugar en Estados Unidos» cuando finalice su etapa en el club blanco, teniendo en cuenta que su contrato concluye en julio de 2017.

«No tengo ningún problema en decir que me gustaría jugar en Estados Unidos. Sí que me gustaría, el día de mañana, respirar un fútbol diferente; y también acordarme y valorar todo el tiempo que he estado en un equipo como el Real Madrid», confirmó Casillas al diario estadounidense.

El mostoleño aseguró que «sería incapaz de abandonar el Madrid y firmar por un club que le haga competencia. Y a lo mejor sí podría optar por una aventura novedosa y diferente como la del fútbol estadounidense».

Casillas también valoró sus dos últimas temporadas en el conjunto blanco, donde perdió la titularidad en la portería aunque alzó la ansiada Champions League en la final de Lisboa. «Ha sido un último año y medio movidito, y sólo la gente que ha estado más cerca de mí sabe del sufrimiento y de las alegrías que he podido pasar. Esto te curte y te hace más fuerte, sobre todo mentalmente, y hace que des importancia a las cosas que realmente la tienen», comentó.

«Yo venía jugando habitualmente 40 ó 50 partidos al año, y con una lesión pasas a un segundo plano. Entiendes que hay otro compañero que está ahí, que se merece jugar y no puedes hacer nada más que esperar tu oportunidad. Debes rehacerte. Si la gente te ve triste y hundido, muchos te quieren hundir aún más. En cambio, si te ven más fuerte y entrenas más, las críticas cambian. Si resistes, al final tendrás tu recompensa», destacó el arquero del Real Madrid sobre su suplencia frente al actual portero del Milan, Diego López.

«Ganar la décima está claro que fue quitarse un peso de encima porque llevábamos 12 años sin conseguir una Copa de Europa. Creo que fue un poco quitarte esa losa, y a partir de ahí lograr que el equipo fuese a más. Estamos en un punto de inflexión en el que este equipo puede volver a conseguir la Copa de Europa; pero sabiendo lo difícil que es, también tenemos que ser precavidos e ir con calma porque no va a ser tan fácil», concluyó.