El EDF se beneficia de la caída de las ayudas al baloncesto logroñés

El EDF se beneficia de la caída de las ayudas al baloncesto logroñés

El Gobierno de La Rioja apoya con 1,043 euros a nueve clubes de referencia, en los que se han tenido muy en cuenta ascensos y descensos

Víctor Soto
VÍCTOR SOTOLogroño

El Gobierno de La Rioja ha renovado los convenios de colaboración con nueve clubes de referencia de la comunidad. En total, el monto de las subvenciones asciende a 1.043.000 euros. El equipo que más ayudas de la Comunidad recibe sigue siendo el Club de Balonmano Ciudad de Logroño, con 280.000 euros. La cifra es la misma que en el 2018. Es la tónica general de las ayudas. También repiten cifras, respecto al año pasado, el Club Voleibol Logroño (119.000 euros), UDL y Calahorra (110.000), Haro (105.000) y Sporting La Rioja (37.000 euros). Las diferencias han estado marcadas por los ascensos y los descensos.

La entidad para la que el apoyo del Gobierno de La RIoja ha crecido más ha sido el EDF Logroño. Su ascenso a la Liga Iberdrola ha supuesto el paso de 14.000 euros a 110.000 (es decir, 96.000 euros más). Por el contrario, los descensos de los clubes de baloncesto logroñés han supuesto un 'ahorro' para el Ejecutivo. Así, el Clavijo ha pasado a recibir 104.000 euros (76.000 menos que el curso pasado) y el Fundación Promete, 68.000 (una merma de 41.000 respecto al 2018).

En el acto de presentación de esta mañana han participado el vicepresidente del Club Balonmano Ciudad de Logroño, Ángel Oregui; Club Baloncesto Clavijo, Juan Bernabé; Club Voleibol Logroño, Carlos Arratia; Agrupación Deportiva de la Fundación Promete, Luis Ignacio Cacho; Club Haro Rioja Voley, Águeda Crespo; Unión Deportiva Logroñés, Juan José Guerreros; y el Club Balonmano Sporting La Rioja, Diego Molia.

El presidente de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, ha aprovechado la cita para felicitar a los clubes «por su capacidad para competir y sus éxitos deportivos» y les ha recordado que son «un espejo para muchos jóvenes», por lo que les ha instado a «no bajar la guardia en la defensa, en todo momento, de los genuinos principios de la práctica deportiva para erradicar cualquier atisbo de violencia en las canchas y en las gradas», según una nota del Gobierno de La Rioja.