LIGA FEMENINA 2

El Promete huele a ascenso

Las jugadoras del Campus Promete aprovecharon el descanso para hacerse una foto de familia con la cantera. /Jonathan Herreros
Las jugadoras del Campus Promete aprovecharon el descanso para hacerse una foto de familia con la cantera. / Jonathan Herreros

Las riojanas aplican un severo correctivo al Almería, cuarto clasificado de la ligaEl conjunto de Jacinto Carbajal, liderado por Gidden y Julien, firma unos primeros 20 minutos de libro

Lucia Fuente
LUCIA FUENTE

Primer partido de la segunda vuelta y el Promete hizo aquello a lo que se acostumbró en la primera: ganar. Pero no sólo consiguió una incontestable victoria por 61-37 ante el Almería, cuarto clasificado de la liga, que le mantiene líder del Grupo B de Liga Femenina 2. Además, el equipo riojano venció desplegando un buen baloncesto, sobre todo en los primeros 20 minutos, que, aunque no dé puntos, sí cuenta, y mucho, para los aficionados.

61 Campus Promete

Benet (5), Julien (15), Knezevic (4), Swart (4), Gidden (14) -cinco inicial- Deborah (6), Miloglav (8), Zabala (-), Manzanares (5), Serrano (-) y Morales (-).

37 ISE CB Almería

Latorre (7), Alicia González (8), Ndoye (2), Torres (8) y Fernández (7) -cinco inicial- Giraldez (-), María González (-), Santana (2) y D´Urso (3).

Árbitro
Iñaki Luquin y Jaume Pujol. No funcionó el marcador en Lobete.

El partido comenzó tal y como se esperaba. Igualdad total entre el primer y cuarto clasificado. Ambos conjuntos impusieron un juego rápido que dio lugar a un intercambio de canastas muy vistoso para el público. Pero la equidad duró poco, apenas tres minutos. Gidden, inmensa en ataque, acabó con el reparto de puntos y terminó este primer periodo con 10 puntos, la mitad de los de su equipo, permitiendo al Promete irse al segundo cuarto 7 puntos arriba en el marcador (20-13).

Si en el primer periodo se vio la igualdad de la que hablaba Jacinto Carbajal en la previa, durante el segundo cuarto el Promete aplicó un severo correctivo a su rival que le permitió conseguir una renta de 17 puntos antes del descanso (40-23) -incluso llegó a conseguir irse de 20 tantos (40-20)-. Y lo hizo a base de triples. Manzanares, Miloglav, Benet y Julien anotaron cuatro triples consecutivos. El conjunto riojano había conseguido encarrilar el partido antes del descanso frente al Almería, un rival que aspira al ascenso. Y lo hizo con un juego que engancha y hace creer que el ascenso es posible.

20 minutos de trámite

El Campus Promete aprovechó el descanso para hacerse una foto de familia y tras el parón le costó encontrar aro. Pero apareció Julien para liderar a su equipo a base de triples, el lanzamiento popular ayer en Lobete. Si en ataque el equipo local no estaba tan acertado como en los primeros 20 minutos, en defensa mantuvo el mismo nivel y dejó a su rival en tan sólo 7 puntos en este tercer período para afrontar los últimos 10 minutos con una renta de 22 puntos (52-30).

En el último cuarto se retiró lesionada María González, una de las mejores jugadores del equipo andaluz, aquejada de un fuerte dolor en la rodilla. Y fue lo más destacado de un último periodo en el que ninguno de los dos conjuntos exhibió su mejor versión y en el que Jacinto Carbajal aprovechó para dar minutos a Belén Morales y Noe Serrano. Este último cuarto fue un mero trámite para el equipo riojano que con un marcador de 61-37 sumó una nueva victoria y ya son 13. El Promete huele a ascenso.

 

Fotos

Vídeos