La Rioja

El PSOE anuncia que el Comité Federal será el 23 de octubre

Javier Fernández, Antonio Hernando y Vicente Álvarez Areces en la reunión en el Senado.
Javier Fernández, Antonio Hernando y Vicente Álvarez Areces en la reunión en el Senado. / Efe
  • El presidente de la gestora reclama al PSOE un debate sosegado «entre compañeros y no como bandos enfrentados»

  • Javier Fernández insiste en que "abstenerse no es apoyar" y defiende frente a los 'sanchistas' que "nadie tiene el monopolio de las buenas intenciones"

  • Iceta ha reiterado que el PSC votará 'no' en una investidura de Rajoy, aunque el PSOE finalmente opte por la abstención técnica

El PSOE ha anunciado la convocatoria del Comité Federal para el próximo domingo 23 de octubre, una cita en la que se adoptará la decisión de facilitar o no la reelección de Mariano Rajoy el día anterior a que el Rey comience su ronda de consultas con los partidos, que se prolongará hasta el martes 25. Será entonces cuando Felipe VI determine si propone un candidato que se someta a la investidura, que deberá prosperar antes del 31 de octubre.

El anuncio ha llegado tras la intervención ante el grupo parlamentario en el Senado del presidente de la gestora. Javier Fernández no se ha mojado en esta ocasión. Los ánimos están tan encendidos en el PSOE que ha preferido aprovechar su turno de palabra para reclamar a diputados y senadores un debate sosegado; y no tanto para convencer a nadie de que abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy sea, como él considera, el "menor" de los dos males a los que sí o sí se enfrenta el partido. "Tengamos claro -ha pedido- que no hay alternativa posible. Hablar de alternativa es sólo la hoja de parra para ocultar la disyuntiva entre abstención o elecciones".

El veterano político asturiano ha entonado el 'mea culpa' por haber contribuido a que durante meses se instalara en su formación un "silencio mineral" sobre el único debate que realmente cabía y por haber dejado cristalizar una posición que llevaba a un callejón sin salida: el 'no' simultáneo a unas terceras elecciones, a un Gobierno del PP y a un entendimiento con los independentistas. Pero ha insistido en que ahora toca "encarar el problema". " Y debemos hacerlo sabiendo que estamos en el territorio del mal menor, que ninguna de las decisiones -ha reiterado-es buena".

El líder temporal de los socialistas ha pedido, en todo caso, una vez más, que no se confunda la abstención con el apoyo. "La abstención solo es posible en democracia cuando no hay ninguna alternativa", ha dicho. Pero, sobre todo, ha reclamado que no se caiga en el maniqueismo. "Hay que discutir sabiendo que nadie tiene la verdad absoluta ni el monopolio de las buenas intenciones; hay que hacerlo como compañeros y no como bandos enfrentados en un partido que como ayer, hoy y mañana ha de seguir marcando el rumbo del país".

Fernández ha dejado claro que él no tiene ninguna intención de perpetuarse en el cargo, que considera al PP su "antagonista natural" y que su objetivo es llevar al PSOE a un "congreso de reconstrucción". Pero en respuesta a los 'sanchistas' que reclaman un cónclave inmediato para renovar el liderazgo, ha defendido la necesidad de lograr antes cierta serenidad de espíritu. "Al congreso debemos llegar sosegados y reflexionados", ha exigido. Dicho esto, ha tratado de infundir optimismo.

"El edificio político del PSOE está muy dañado -ha reconocido- pero conservamos el solar". Eso es, según su criterio, lo importante porque también ha habido otros momentos de la historia díficiles, a los que los socialistas supieron reponerse. Así, ha recordado la postguerra en el exilio y una larga "travesía del desierto" tras la que el PSOE se convirtió en el partido que "concretó" en España el salto a la modernidad.