La Rioja

El PSOE riojano se inclina por el 'no a Rajoy' en el nuevo y decisivo Comité Federal

La delegración riojana en el Comité Federal, con Pedro Sánchez en el cónclave de septiembre del 2014. :: l.r.
La delegración riojana en el Comité Federal, con Pedro Sánchez en el cónclave de septiembre del 2014. :: l.r.
  • La delegación regional hará llegar al cónclave el «sentir mayoritario» de la militancia en la comunidad tras las asambleas celebradas

El PSOE celebrará, previsiblemente el próximo domingo, el Comité Federal más determinante de su historia reciente. Tras la salida de Pedro Sánchez de la Secretaría General y el triunfo de los críticos contra su afán de negar un Gobierno del PP, la gestora pilotada por Javier Fernández y en la que participa el secretario de Organización de los socialistas riojanos, Francisco Ocón, tiene en su mano convocar formalmente el cónclave donde 290 representantes tienen en su mano mandatar el sentido del voto del partido en el próximo debate de investidura: abstenerse para favorecer que Mariano Rajoy continúe en La Moncloa u oponerse, abocando así a unas terceras elecciones más que inciertas para los intereses de los socialistas.

Los cinco representantes de La Rioja en la trascendental cita ya tienen madurada cuál será su posición en el Comité Federal. En función de los términos en que se articule la consulta, tanto César Luena en calidad de secretario general como Victoria de Pablo, José Ignacio Pérez, Beatriz Arraiz y el propio Ocón se inclinarán por consultar a las bases y negar que Rajoy prorrogue su mandato. Se trata, en realidad, de la postura que la cúpula del partido ha mantenido en La Rioja en las últimas fechas y la tesis a la que se aferró Luena como número '2' de Sánchez hasta su destitución.

El valor diferencial respecto al discurso que ha mantenido la dirección riojana es el aval de la militancia después de las asambleas que las diferentes federaciones regionales han celebrado recientemente. El «sentir mayoritario» que Ocón y el resto de la Ejecutiva ha venido invocando ha cristalizado de diferente manera. En el caso, por ejemplo, de territorios como Rincón de Soto, Alfaro, Medrano, Cervera o Igea, formalizando sendas declaraciones en las que sus miembros abogan por negar que los populares continúen en el Ejecutivo. Logroño no llegó a concretar un documento similar. La asamblea convocada a principios de mes no llegó a votar la propuesta de resolución que trataba la cuestión por razones formales, por entender que al no estar en el orden del día en una reunión de carácter extraordinario no cabía debatirla. Lo que sí abundó en una cita especialmente concurrida -más de un centenar de participantes- fue un intenso intercambio de opiniones que, según Arraiz, también se decantaron «con excepciones» por el 'no a Rajoy'.

Todas las sensibilidades

La delegación riojana hará por lo tanto llegar esa posición a Madrid, descartando que una parte de sus cinco votos -el pronunciamiento tienen carácter indivual- no necesariamente recoja la diferencia de criterio expresada por algunas voces. Una circunstancia que los críticos no comparten, al entender que deberían estar presentes todas las sensabilidades expresadas también a nivel regional y que, en el caso de Logroño, afean el cambio de criterio expresado por la propia vicesecretaria general, Beatriz Arraiz, que en la asamblea de diciembre se manifestó favorable a la neutralidad. «En otro momento sí que quizás hubiera sido posible una abstención negociada, pero en las actuales circunstancias ya no cabe», arguye la también portavoz del grupo municipal en el Ayuntamiento de la capital, quien remite a la «labor de escucha» que la dirección ha mantenido desde su punto de vista con los militantes.

Ocón es del mismo parecer. «A las actas de las asambleas me remito», apostilla el secretario de Organización en La Rioja. A falta de saber en qué términos se planteará el debate en el Comité Federal, la consulta a las bases resulta obligada en un asunto vital donde la premura de los plazos no debería ser inconveniente. «Si se quiere, se puede, como ocurrió en el caso del acuerdo con Ciudadanos que propició Pedro Sánchez», recuerda.

La Rioja se alineará así en el inminente Comité Federal con otras federaciones que ya han manifestado también su rechazo a que el Grupo Parlamentario se abstenga. Es el caso de Castilla y León, Murcia, País Vasco, Cataluña, Baleares o Cantabria en un bloque contrario a una posición más pragmática que abanderan Asturias, Aragón, Valencia, Castilla-La Mancha, Extremadura o Andalucía.

Los cinco riojanos tendrán un peso relativo en el conjunto de los casi 300 compromisarios, aunque quizá crucial para un reparto de fuerzas que se antoja equilibrado.