Andalucía y Valencia concentran las zonas de mayor riesgo de inundación del litoral español

Carretera de acceso a Jávea (Alicante), en la zona del cabo de la Nao, doden la expansión urbanística es notable./J. Iglesias
Carretera de acceso a Jávea (Alicante), en la zona del cabo de la Nao, doden la expansión urbanística es notable. / J. Iglesias

El Observatorio de la Sotenibilidad ubica como el tramo de mayor peligro de sufrir una pantanada el comprendido entre la capital del Turia y el cabo de la Nao, en Alicante

J. Luis Alvarez
J. LUIS ALVAREZMadrid

Las costas de las comunidades autónomas de Andalucía y Valencia son las que cuentan más puntos en riesgo de inundación en caso de lluvias intensas o una gota fría como la que estos días afecta al sureste peninsular. Así se desprende de un estudio elaborado por el Observatorio de la Sostenibilidad en base a datos recabados en el Ministerio para la Transición Ecológica y e Instituto Geográfico Nacional.

El estudio se basa en los diez primeros kilómetros desde el litoral hacia el interior, una franja que ha sufrido un «intenso proceso de antropización» debido a la «presión del sector turístico y residencial vacacional». Esto ha hecho que se ocupe zonas que ya de por si eran inundables.

El Observario localiza los 15 lugares de mayor riesgo de inundación en Isla Cristina-Ayamonte (Huelva), Palmones-Guadarranque (Cádiz), Bajo Guadalhorce (Málaga), Bajo Andarax (Almería), Cartagena (Murcia), San Javier-Los Alcázares (Murcia), Costa de Marina Alta (Alicante), Gandía-Oliva (Valencia), Alaquas-Catarroja (Valencia), Vinaroz-Peñíscola (Castellón), Empuribrava-Santa Margarida (Gerona), Palma de Mallorca (Baleares), Gijón (Asturias) y Bajo Urumea (Guipúzcoa).

El informe resalta que «tanto en términos absolutos como porcentuales» las costas de la provincia de Valencia cuenta con las «mayores extensiones artificales» amenazadas por inundación. En especial cita el tramo de la costa entre el sur de Valencia capital y el cabo de la Nao, en Javea (Alicante), que «es el que concentra mayor riesgo de impacto sobre superficie urbana por inundaciones en la costa de España».

Respecto a la costa del norte peninsular, el documento del Observatorio incide en que se ha experimentado un crecimiento urbano paralelo a la costa «mucho menor, si bien, determinadas áreas urbanas, como Gijón, San Sebastián, Bilbao o Santander, al haber crecido sobre el curso final de los ríos de la cornisa cantábrica, tienen ciertas áreas con riesgo de inundación muy significativo». Frente a ello, la costa Gallega «es claramente la que concentra menos riesgo de inundación en sus áreas urbanas costeras»

Ante estas perpectivas, el informe recomienda transmitir a los ciudadanos, «especialmente a los propietarios de viviendas y negocios del riesgo de inundación con los diferentes periodos de retorno para minimizar los riesgos». Esta información la tiene la administración central «pero no se ha hecho llegar, a través de las comunidades autónomas a los ayuntamientos y ciudadanos, permaneciendo en muchos de ellos graves situaciones de riesgo como se está viendo estos días».

El documento también aconseja realiza actuaciones en estas zonas especialmente en riesgo, «incluyendo la retirada paulatina de estas edificaciones. El cambio climático aumentará el incremento de los episodios meteorológicos extremos, por lo que cuanto antes se actúe mejor».