Chocolate, bombones y frutas de Aragón

Chocolate, bombones y frutas de Aragón

Al pensar en chocolate la mente viaja hasta países centroeuropeos. Sin embargo, allí este producto llegó bastante después que a la corte española

GUÍA RERSOL

Quizás en esta asociación influya que en España, hasta mediados del siglo XIX, el chocolate del nahuatl xoxolatl- era solo una bebida. A nadie se le había ocurrido antes comercializarlo como un alimento sólido.

Pero, sin importar las circunstancias que atravesó el chocolate en España para alcanzar la máxima excelencia, lo cierto es que existe y ha existido históricamente hacia él una sensibilidad especial en la vertiente más mediterránea de nuestro país, especialmente relevante en Catalunya y la Comunitat Valenciana. Existen determinados productos en los que la singularidad de las creaciones de algún repostero o chocolatero local o el establecimiento de una tradición gastronómica especialmente brillante en un pueblo o ciudad concretos, han dado lugar a grandes productos de una calidad indiscutible que aún hoy, cuando el mundo del chocolate ha evolucionado de forma radical, mantiene su vigencia. Llámense frutas de Aragón, bombones de cualquier tipo u otra presentación de chocolate, si sobreviven al paso del tiempo es porque su calidad los respalda.

Consejos de compra y consumo

El chocolate debe conservarse en un lugar fresco, pero no en nevera, para que mantenga todo su esplendor.

Comentarios nutricionales

Chocolate

Es un alimento con un alto contenido en grasa y azúcares, motivo por el cual posee un valor energético tan alto. De hecho, cien gramos de chocolate aportan unas 500 calorías. Respecto a los micronutrientes, el chocolate es fuente de hierro, magnesio, potasio y fósforo. Además aportan diferentes polifenoles, como los flavonoides con acción antioxidante. Si el chocolate es con leche, o el cacao se disuelve en la leche, el aporte de calcio se incrementa notablemente.

Bombones

Un bombón de chocolate tiene que tener un contenido mínimo de chocolate de 25% y debe ser del tamaño de un bocado. En su elaboración también se utilizan ingredientes como el azúcar, cacao, manteca de cacao, otras grasas vegetales, chocolate con leche, chocolate blanco, chocolate negro, trufa, praliné, café, frutos secos, licores y aromas, entre otros. Los bombones principalmente son fuente de calcio, fósforo y potasio. Se consideran de alto valor energético por su contenido en azúcares y grasas. Por eso su consumo debe de ser ocasional y moderado.

Frutas de Aragón

Aunque las frutas de Aragón contienen, como su nombre indica, frutas, es un dulce con mucha energía porque además tiene azúcar, licor y chocolate. Por eso es importante disfrutar de este dulce en cantidades pequeñas. Las frutas que puede utilizarse son manzana, pera, sandia, albaricoque, cereza, higos, ciruelas o naranjas. Por término medio las frutas de Aragón suministran 300 Kcal por cada cien gramos. También tienen vitaminas como tiamina y vitamina C, además de minerales como potasio, calcio y magnesio.

Los comentarios nutricionales de los alimentos se refieren exclusivamente al alimento genérico, sin indicación de marca, y están basados en el Reglamento (CE) Nº 1924/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo de 20 de diciembre de 2006 relativo a las declaraciones nutricionales y de propiedades saludables en los alimentos. Las declaraciones de salud indicadas son las relativas al Reglamento (UE) Nº 432/2012 de la Comisión de 16 de mayo de 2012 por el que se establece una lista de declaraciones autorizadas de propiedades saludables de los alimentos distintas a la relativas a la reducción de riesgo de enfermedad y al desarrollo y la salud de los niños.

Las cantidades indicadas son referidas a 100 gramos de porción comestible del alimento (parte que realmente se come (peso neto), es decir, aquella que queda después de quitarle la cáscara, hueso, piel o espinas, según el caso). Para los comentarios nutricionales, se han utilizado como referencia principalmente las Tablas de Composición de Alimentos de Olga Moreiras y col. 16ª Edición. 2013.

Armonías

Para los chocolates en general se recomiendan los vinos tintos de variedades como merlot, sobrios y de moderada crianza, pacharán de Navarra y brandy de Jerez, Cream u oloroso dulce de Jérez.

En el caso de los bombones la mejor armonía está con médium y Cream de Jerez y Málaga, malvasías secas de La Palma, Tacoronte, El Hierro y Lanzarote.

Por último, las frutas de Aragón aúnan sabores con los moscateles pálidos de Málaga y Aragón, pacharán o anís de Chinchón semidulce o dulce.

Fuente: Guía Repsol