Comienza el espectáculo de Formigal-Panticosa

Esquiadores descienden por las pistas de Formigal-Panticosa/Archivo
Esquiadores descienden por las pistas de Formigal-Panticosa / Archivo

Las nevadas caídas en este inicio de semana han permitido al centro aragonés triplicar, prácticamente, la superficie esquiable con la que contaba, y ya son 85 kilómetros

JUANJO GONZALOMADRID

Parecía cuestión de tiempo, pues la nieve llevaba tiempo haciendo su aparición por las pistas aragonesas, pero no terminaba de arrancar de la mejor forma posible la temporada de uno de los grandes destinos del Grupo Aramón. En concreto, y si nos fijamos en la superficie total del dominio, se podría decir que es el más grande, con bastante diferencia desde que Formigal y Panticosa forman una única estación.

Aunque extraño por su situación y por lo que se ha acontecido en las últimas campañas, cuanto menos resultaba curioso ver disfrutar en Javalambre y Valdelinares a los esquiadores cuando el Valle del Tena aún permanecía clausurado.

Así anunciaba Aramón la gran nevada de Formigal-Panticosa
Así anunciaba Aramón la gran nevada de Formigal-Panticosa / Grupo Aramón

Para el puente, cuando se inauguró el curso, todavía se realizaban trabajos en la zona de Panticosa, que supone un considerable aumento de la superficie disponible. Fue una semana agobiante, porque la gente acudió en masa a probar nuevas sensaciones para este final de 2017, pero también porque prácticamente nadie está acostumbrado a ver una estación de esa magnitud con una treintena de kilómetros.

Un comienzo de semana determinante

La situación, estaba claro, era solo cuestión de tiempo que se revirtiera, aunque el constante viento tampoco ayudó demasiado. Y así ha sido, gracias al temporal de frío que se vive en toda la Península, que ha dejado muchas precipitaciones en forma de nieve y ha permitido que la innovación se ponga en marcha.

El comienzo de esta semana ha sido más especial -la noche del lunes fue buena, pero en la del martes se acumularon hasta 15 centímetros-, si cabe, para Formigal-Panticosa, que ha logrado sumar de forma importante con la apertura de zonas como Tres Hombres y también de Izas. Ahora, son 85 los kilómetros por los que los usuarios podrán esquiar. Prácticamente se ha logrado triplicar, en menos de una semana, la superficie esquiable con la que se contaba.

Hay zonas, incluso, en las que se llega al metro de espesor. Una buena noticia para este centro invernal justo antes de la llegada de un periodo muy importante, la Navidad, la segunda cita marcada en rojo para el mundo del esquí. Ahora sí, que siga el espectáculo.

 

Fotos

Vídeos