El partido de Errejón se presentará a las elecciones del 10 de noviembre

Votación de Más Madrid (en el círculo, Iñigo Errejón). / Más Madrid y Ñito Salas

La dirección decidirá la próxima semana en qué circunscripciones se presenta y con qué nombre

Ramón Gorriarán
RAMÓN GORRIARÁNMadrid

Más Madrid se presentará a las elecciones del 10 de noviembre y su candidato será Íñigo Errejón. Así lo decidió este domingo una asamblea de cargos electos, dirigentes y militantes del partido que lideran el que fuera número dos de Podemos y Manuela Carmena. La forma en que se sustanciará esa presencia la decidirá la dirección de la organización la próxima semana.

Cuatro centenares de cargos municipales y autonómicos, dirigentes y militantes de Más Madrid se reunieron hoy por la tarde en el centro cultural Galileo y por abrumadora mayoría acordaron presentarse a las elecciones generales. Una decisión que se veía venir a pesar de la negativa de la exalcaldesa de Madrid a encabezar la candidatura, que era la idea inicial y la fórmula que prefería Errejón y su equipo más próximo.

La asamblea no entró a debatir la fórmula en que Más Madrid va a presentarse. Solo respondió a la pregunta «¿Estáis de acuerdo con seguir adelante con la presentación de Más Madrid en noviembre?» y el patio del centro cultural se convirtió en un mar de manos alzadas. «Hoy ha salido un mandato claro para que no nos quedemos con los brazos cruzados y nos presentemos» el 10 de noviembre, afirmó a la salida de la reunión la concejala y exdiputada de IU, Inés Sabanés. «El objetivo -dijo- es muy claro, combatir la abstención» del electorado de izquierda, porque el riesgo, a su juicio, no es la fragmentación del voto sino la desmovilización.

Errejón anunciará, es posible que el miércoles, si encabeza la candidatura de Madrid, paso que sus fieles dan por hecho. El exnúmero dos de Podemos se había mostrado renuente a que Más Madrid se presentara a las generales porque antes debía fortalecer su estructura organizativa en Madrid. El partido, que se presentó en noviembre de 2018 como plataforma electoral disidente de Podemos, apenas ha comenzado a andar. Pero la presión de sus colaboradores y de las bases liquidó su resistencia. Ahora podrá medirse en las urnas con Pablo Iglesias, con quien impulsó el proyecto morado y fueron sus máximos exponentes.

Pero no solo Errejón debe tomar una decisión, la dirección del partido debe resolver si solo se presenta en Madrid o amplía su participación a otras circunscripciones. También tiene que aclarar con qué denominación concurre a las elecciones. Las ideas que se barajan son Más País o Más seguido del nombre del territorio en el que se presenta a los comicios. El partido de Errejón lleva semanas en negociaciones con Compromís para presentar listas conjuntas en la Comunidad Valenciana, aunque hay dirigentes en la formación nacionalista que quieren ampliar la alianza a Unidas Podemos.

Terremoto

La irrupción de Más Madrid supone un terremoto en el tablero electoral de la izquierda porque sin duda va a dividir el voto. En el PSOE apuntan que el mayor perjudicado será Podemos porque Errejón conserva un alto predicamento entre sus seguidores. Mientras que los morados replican que serán los socialistas porque sus proyectos moderados son similares.

El único elemento de referencia son las elecciones autonómicas de 2019 en la Comunidad de Madrid, en las que Más Madrid obtuvo el 14,6% de los votos y 20 escaños mientras que Podemos se quedó con el 5,1% de las papeletas y siete diputados. El ganador fue el PSOE con el 27,3% de los sufragios y 37 representantes en la Asamblea regional. Además, el voto a Más Madrid, según un estudio postelectoral del CIS, provino sobre todo del electorado morado, el 42,8%, por el 26% que había apoyado antes al PSOE.

Por lo pronto, Pedro Sánchez aplaudió la incorporación de Más Madrid a la contienda electoral mientras que Pablo Iglesias la desdeñó.