Un juzgado de Barcelona cree que la Policía usó una violencia desmesurada el 1-O

Incidentes a la puerta de un colegio electoral de Barcelona, el 1-0./AFP
Incidentes a la puerta de un colegio electoral de Barcelona, el 1-0. / AFP

Una magistrada reabre un caso por las cargas de la Policía Nacional en un colegio electoral en la capital catalana

CRISTIAN REINOBarcelona

La Audiencia Provincial de Barcelona reabrió este martes un caso judicial por las cargas policiales en un centro escolar de Barcelona durante la jornada del referéndum ilegal del 1-O. En el auto en el que anuncia que estima un recurso presentado por el Ayuntamiento y la Generalitat contra el archivo anterior del caso, la Audiencia Provincial apunta que en su actuación para impedir la votación los agentes de la Policía emplearon una «desmesurada violencia». Este criterio discrepa con la versión que han dado hasta la fecha en el juicio del Supremo los responsables del Ministerio del Interior, negando las cargas.

El auto judicial conocido este martes afirma que existía un mandato de la Fiscalía y del TSJC para impedir la votación, pero ello «no otorga una patente de corso para cualquier acción de violencia cuando ésta resulte innecesaria, desproporcionada y con claro abuso de poder». Por esa razón, la magistrada Carmen Guil considera que debe analizarse cada caso para determinar si el uso de la fuerza venía amparado por el mandato judicial o si fue desproporcionado.

En este caso, se produjeron 18 lesionados en el centro de votación de la Escuela Estel de Barcelona. La jueza insta no tanto a dilucidar qué agente en concreto causó cada lesión, lo cual en este caso es complicado pues no existen imágenes, sino a «averiguar las órdenes emitidas por los responsables del operativo». En un primer momento, esta causa fue archivada por el juzgado de instrucción número 7 de Barcelona, que consideró que la falta de vídeos impedía identificar a los agentes.