Las mujeres son responsables sólo del 14% de las víctimas mortales de violencia entre parejas

Concentración en Oviedo en repulsa de la violencia machista. /Efe
Concentración en Oviedo en repulsa de la violencia machista. / Efe

El 8% de los que perdieron la vida fueron hombres en manos de otros hombres, según datos del Consejo General del Poder Judicial

DOMÉNICO CHIAPPE

Para contabilizar la violencia que ocurre en una pareja -hombres y mujeres- y el sexo de su agresor hace falta cruzar los datos. Lo hace el grupo de expertos en violencia doméstica y de género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en su informe más reciente, basado en las «sentencias dictadas en casos de homicidio o asesinatos consumados en el ámbito de la pareja o expareja». El 79% de las víctimas son mujeres y el 21% hombres, según el estudio realizado con datos de 2016 y siempre después de un proceso judicial (se excluyen los casos en que el criminal se suicida). Estos expertos enfatizan que «los hombres no son invulnerables a la violencia en el ámbito de la pareja ni las mujeres incapaces de ejercerla, pero estos estudios señalan el desproporcionado mayor riesgo de las mujeres de ser asesinadas por sus parejas o exparejas».

En el léxico del Consejo General del Poder Judicial se diferencia la violencia de género de la doméstica. En este segundo apartado, el 78% de las denuncias del año pasado fueron contra padres, madres, hijos, abuelos o nietos, según el Insituto Nacional de Estadística (INE). Para hablar de las agresiones sufridas por hombres se recomienda «violencia doméstica en el ámbito de la pareja», y en no pocas ocasiones el agresor es también hombre. Los datos cruzados indican que casi el 8% de los hombres fueron agredidos por otros hombres.

En cuanto a los victimarios, ese año siete fueron mujeres y 42 hombres -siempre en casos con víctimas mortales-, y tenían algún tipo de nexo con la víctima, ya fuera convivencia, expareja o extramatrimonial. Así, sólo el 14% de los hombres perdieron la vida en manos de mujeres, del total del 21% de varones asesinados por su pareja. Por tanto, una buena parte de las víctimas pertenecen al colectivo LGTB, aunque las estadísticas omitan la referencia de forma directa, e inevitablemente Vox tendrá que ampararlos al abrir el abanico de protección más allá de la mujer.

Más información